Bienvenido -izquierda, primero- o3o
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 21, 2015 2:39 am.
Imagen últimos temas izq
Últimos temas






--
--
-

HERMANOS


The Last Breath RPG


ÉLITE


-
Créditos
CRÉDITOS


Todos los créditos en cuanto al contexto general del foro es del manga serializado en la revista Young Jump de la editorial Shūeisha. Guionizado por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana. Al igual que se han tomado referencias del anime de Terra Formars para la creación de éste foro, no nos pertenece la historia pero si nos hemos basado en ella además de que se pueden presentar ligeros cambios en hechos relacionados con las apariciones de Terra Formars, muertes de personajes y situaciones canonicas de la serie para una interactividad más efectiva. Las imágenes, sonidos y material en general de la serie/manga de Terra Formars no nos pertenece y sus créditos son a sus respectivos autores (incluyendo imágenes que no pertenezcan a la serie) sacadas de páginas conocidas como Zerocha, Devianart, Google, Tumblr, entre otros; lo que sí proviene de nuestro esfuerzo son algunos gráficos, tablillas elaboradas con ensayo y error además de contar con tutoriales y referencias. El plagio está prohibido en el foro pero si desean algún código en general pueden pedirlo con confianza, esto con la finalidad de evitar molestias tanto para nosotros como para la comunidad rolera. PD: Algunos de los códigos que se encuentran en el foro se desconocen sus autores originales dada a la desaparición del miembro del staff que los incluyó. Si alguien ve algún código de su autoría, que no dude en comunicarlo para acreditar a sus creadores.
JOHJ.

“The Big Breaking” ~ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“The Big Breaking” ~ID

Mensaje por Anastasia A. Weishaupt el Dom Abr 26, 2015 7:01 pm


"Anastasia Alina Weishaupt"

"El valor no es la ausencia del miedo, es la conquista de este."


20 |  | Heterosexual | V Alemán/Sudamericano | Alemana | Birgus Latro - Cangrejo Cocotero |  Erza Scarlet - Fairy Tail

Descripción Psicológica



Muy suspicaz, desconfiada y anti-social al principio, confiable y cordial cuando se abre, leal y cariñosa cuando hay confianza, Samuel solía llamarla “Chica Armadura”, cosa que ella realmente odiaba.

Solitaria, aparentemente, solo se interesa por su propia supervivencia, sin tener en cuenta a los demás.
De carácter templado, es fácil hacerla saltar, pero mucho más difícil hacerla enfadar de verdad.
Puede ser una mujer muy paciente y tolerante, pero solo si observa que la otra persona no alberga malas intenciones, de lo contrario, la ignorará e intentará prescindir en todo lo posible del sujeto en cuestión.  
Fan incondicional del humor negro, sarcástica e irónica cuando se siente a gusto.

Introvertida y tímida, incluso a veces puede llegar a se muy fría e indiferente, se guía por unos principios férreamente autoimpuestos y no se deja convencer o influenciar por cualquiera.

Humilde y prudente, piensa concienzudamente cada paso, y analiza las ventajas y desventajas que conlleva cada decisión, aunque a veces a causa de la tozudez que surge espontáneamente como fruto de la amistad, es bastante competitiva y no consiente que la subestimen.

Generalmente de carácter sumiso, pero si alguien se empeña en menospreciarla, no lo consentirá.
Muy poco orgullosa, sabe perfectamente cuando es el mejor momento para retroceder.
Tiene una peculiaridad, y es que el miedo no la aturde, más bien todo lo contrario, la despierta y la hace consciente del peligro presente y posible, escoger la mejor y menos costosa manera de proceder, y sopesar las ventajas y desventajas de decisiones que todavía podría no haber tomado. Puede evaluar de forma objetiva casi cualquier situación, dispuesta ha hacer los sacrificios justos y necesarios por un hipotético bien mayor.
Original, imaginativa y un poco despistada.

Sabe leer el lenguaje corporal de los que la rodean, aunque aún está aprendiendo y puede confundirse o errar en sus dictámenes con respecto al estado anímico de sus semejantes.
Especialmente sensible emocionalmente con respecto a sus congéneres, de lágrima fácil sobretodo cuando se trata del dolor de un amig@ o compañer@.

Vaga y perezosa, le cuesta mucho ponerse metas y conseguirlas, o ponerse límites, y respetarlos, considera que “dormir” es el mayor placer existente en la vida.

Dice muchas palabrotas de forma inconscientemente, o esto es lo que ella asegura…
Le cuesta mucho concentrarse, pero cuando lo hace es mejor apartarse de su camino.
Es tan ordenada, metódica y detallista en lo que de verdad se propone que puede llegar a ser bastante repelente, maniática y un tanto excéntrica.

Tiene tres costumbres bastante peculiares, y son la de hacerse una coleta cuando se concentra o se pone seria, crujirse los nudillos cuando esta impaciente o espera algo, y la de jugar con su colgante cuando se siente insegura o está aburrida.


Descripción Organismo Mosaico/Física



• Descripción Física:

Ali es una mujer alta para su edad, unos 1,77 m, de complexión mediana.

Su pelo es de un color rojo escarlata, largo y sedoso, le llega por la mitad de la espalda, tez suave y limpia color canela (ni muy morena ni pálida), ojos grandes color azabache enmarcados por unas espesas pestañas negras, los cuales adquieren un color granate oscuro cuando tiene algún gran cambio emocional, pómulos definidos, mentón puntiagudo, nariz recta, y labios carnosos, curvas propias de su edad, hombros firmes y con brazos, piernas y vientre ligeramente tonificados debido al intensivo ejercicio que realiza a diario, sus deportes favoritos son el buceo a pulmón o apnea, el baloncesto (aunque siempre salga con algún tipo de contusión o rotura), la escalada natural, el bádminton y, como a ella le gusta llamarlo, el combate libre.

Su temperatura corporal media oscila entre los 38,9º y los 40,8º, la cual en otros individuos significaría una grave fiebre o incluso la muerte, no se sabe si su desmesurada temperatura es debida a los numerosos experimentos a los cuales fue sometida, a causa de esto, las manos son la zona con más temperatura de su cuerpo (también son la parte de su anatomía que más rápidamente baja de temperatura cuando está nerviosa).
Antes del incidente de los “Laboratorios BWB”, ella solía llevar sudaderas y camisetas, generalmente negras o azules, con leggins negros y ocasionalmente vaqueros pegados de colores oscuros. Después de ingresar como sujeto en el PEM, solo ropa blanca.

Suele llevar un colgante de cristal en forma de corazón que en su interior alberga a un corazón más pequeño de color azul cobalto con un diseño de vetas doradas que pertenecía a su madre.
Aunque ella intente ocultarlo por todos los medios posibles, su cuerpo está cubierto casi por completo con irregulares y profundas cicatrices como resultado de las invasivas cirugías que sufrió de pequeña, aparte de las que tiene como causa de su propia torpeza, especialmente en las piernas, sobretodo en las rodillas, las tiene casi por completo cicatrizadas.

Su estilo de combate se centra en la zonas débiles y vitales del enemigo, pudiendo reducirlo o eliminarlo lo más rápidamente posible y sin demasiado alboroto. Utiliza sobretodo las zonas resistentes de su cuerpo, especialmente nudillos, codos, rodillas, tobillos y ocasionalmente, cuando ya no le queda ninguna alternativa, algún que otro cabezazo.

• O.M.:

Base O.M: Birgus Latro.

Este crustáceo decápodo se caracteriza por ser el artrópodo viviente más pesado que existe. Mide de media 1 m de envergadura y 5 kg de peso. Posee unas enormes pinzas con las que abre los cocos para después devorarlos, de ahí su nombre, cangrejo cocotero, o en alemán, “Palmendieb”.Al tener esta cirugía como base, Ali, adquiere las siguientes cualidades:

-Apariencia:

(Todo el tejido proveniente de la cirugía posee una extensa gama de azules, rojos, amarillos, naranjas y grises) aparecen un par de ojos de cangrejo cocotero en las sienes, además de unas largas y rugosas antenas ladeadas que emergen de ambos lados de su cabeza. También adquiere una serie de duras y ásperas protuberancias que van desde la altura de la glándula tiroides hasta poco debajo de los ojos (sin cubrirle la boca y sin llegar a tocar directamente los ojos), estos relieves le confieren un aspecto más fiero y amenazante además de proteger, un poco, de las contusiones faciales.

Sus ojos se segmentan y adquieren un tono escarlata aún más vivo que el de su pelo.
Desde sus omóplatos hasta el codo posee una serie de placas endurecidas que le ayudan a amortiguar los fuertes impactos que sus puñetazos pueden ocasionar, desde su codo hasta su muñeca se extiende una consistente “guardabrazo” con esas mismas protuberancias características del Birgus Latro, terminando en la muñeca donde da paso a una palma con esas mismas placas y relieves para finalizar en unas desafiantes garras curvas color carbón.  

-Habilidades:

Aumenta significativamente su fuerza y dureza (sobretodo en sus extremidades), su olfato se desarrolla increíblemente pudiendo incluso detectar a alguien o a algo a kilómetros de distancia. Dado que este artrópodo mide aprox. 1 m de envergadura puede levantar 6 veces su propio peso. Ali, que mide 1,77 m y pesa unos 65 kg, podría levantar 10,62 veces su peso, unos 690 kg de pura fuerza en bruto.

Si bien este animal puede ser venenoso dependiendo e su dieta, en el caso de Ali pasa lo mismo, dependiendo de lo que coma y/o como le siente su carne y fluidos corporales serán venenosos (sudor, sangre, lágrimas y desechos), las posibles sustancian detonantes de este proceso químico en el organismo de la joven pueden ser el alcohol, o algún veneno en cantidades indoloras o no letales.

• La sobredosis y sus efectos:

-El usuario sujeto a una sobredosis del fármaco se someterá a los siguientes cambios:

Aumento significativo de su fuerza y consistencia, así como la aparición de unas enormes pinzas de cangrejo color azabache en la parte superior de su muñeca, las placas que hasta ahora cubrían solamente el hombro y el antebrazo se expandirán por todo su cuerpo, dando lugar a una cola redondeada más o menos gruesa en forma de espátula que brota de la base de la espalda y le da al usuario un mejor equilibrio y fuerza.

Así como de la espalda emanan 10 patas, 5 en cada costado, de una longitud de 1,65 m.

Los ojos de birgus latro que anteriormente estaban pegados al cráneo se yerguen sobre esta con un aspecto mucho más realista. Todos estos apéndices poseen las gamas de colores y las protuberancias características del cangrejo cocotero.

Fuerza: +3
Consistencia: +2
Resistencia: +2
Velocidad: -2
Resistencia a la Dosis: -
Tiempo de Fármaco: -
Control de Armas: -2
Ingeniería: -3


Historia



Esta pequeña niña nació un tórrido 2 de agosto de 2599 en el Hospital General de Múnich.
Muerta.
Sin respiración ni pulso. Ni siquiera con la más mínima señal de que algún día los tuviera.
Por más que los médicos intentasen dialogar con la parturienta moribunda para conseguir que dejase que se llevasen al bebé fallecido, ella no lo consintió, no cedió antes las insistencias de las matronas ni el más mínimo ápice.
La madre, Victoria Müller, expirante, besó y abrazó aún más fuerte a su hija, como queriendo insuflarle la vida a su retoño a base de cariñosos actos maternales como aquellos.
Y así fue como hacia la medianoche, unos grandes y expresivos ojos color azabache dieron sus primeros torpes e inocentes parpadeos ajenos a toda la pena y dolor que algún día sus hombros acarrearían con una intensa y firme determinación.
Por unos segundos, los ojos de la recién nacida se posaron en los de su madre, idénticos a los suyos salvo por la diferencia de que estos estaban castigados por la edad y el cansancio, que la miraron como solo una madre puede mirar a su vástago y viceversa, con amor, para solo unos instantes después ir cerrando plácida y calmadamente sus ojos mientras observaba como el pequeño fruto de su vientre se recreaba en tirar de algunos mechones sueltos de su pelo color escarlata. Deleitándose con aquel panorama; la persona a la que ella más había amado en su vida, William Weishaupt, sostenía en sus brazos a la criatura que había venido nueva a ella; abandonó este mundo con un profundo suspiro lleno de satisfacción y amargura por no poder disfrutar de aquel precioso momento solo unos pocos segundos más, antes de partir.
Así como la hija se adentraba en una vida aparentemente próspera y plena, la madre exhalaba un último y lastímero aliento, como cediéndole a la criatura que acunaba en sus ya fríos y entumecidos brazos, la mismísima esencia de la existencia.
Este pequeño milagro pasó a llamarse Anastasia, como su nombre indicaba, la que resucita, la que vuelve a la vida, Anastasia Alina Weishaupt.

31 de agosto del 2600
Aquel cálido día de verano que cada vez daba paso con más fuerza a un inevitable otoño (poco menos de un mes tras la muerte de su esposa dando a luz a su hija, de la cual ahora el se hacía cargo),William Weishaupt, empleado y a la vez heredero de los “Laboratorios BWB”, entró de una forma desasosegada, anormalmente inquieta, en una de las sucursales de mayor relevancia de dicha empresa en Frankfurt, realizó una serie de trámites rápidos con unos posibles clientes en las oficinas de la filial, debatió y analizó detenidamente con su padre y Jefe, Lawrence Weishaupt, unos incomprensibles y alarmantes informes sobre los desmesurados gastos económicos y de personal de una de las factoría al norte de Hamburgo y regresó a su casa.
Los “Laboratorios BWB”, era una empresa íntegramente dedicada al mantenimiento de la Bundeswehr (Fuerzas Armadas Alemanas), fabricaban y le proporcionaban a la misma víveres, munición, equipamiento y armamento, o eso es lo que aparentaba.
Al caer el sol, junto a la cuna de su hija en su apartamento fue hallado un enorme charco de sangre perteneciente William Weishaupt, un suicidio, pero el cuerpo nunca fue encontrado. La sangre había salpicado toda la estancia grabando en las paredes de la misma un macabro patrón color granate.
La custodia de la recién nacida le fue entregada a su abuelo Lawrence.
Fue criada por un hombre adusto y severo, lo cual dejó en ella una huella imborrable, haciéndola  fría e indiferente a los demás como su abuelo, pero este carácter solo era una máscara, una fina y débil armadura.
Siempre lo tuvo todo, absolutamente todo, lo único que por desgracia le faltó e hizo que ella un ser tan solitario fue el cariño, el amor irremplazable de una madre o un padre.
Conforme crecía, Anastasia fue adquiriendo cada vez más interés por sus padres fallecidos. Cada vez que la joven hablaba con su abuelo sobre su pasado este cambiaba incómodo de tema o simplemente la ignoraba, como hacia la mayoría del tiempo.
Un día, mientra Ali rebuscaba entre las grandes y carcomidas estanterías repletas de libros que llevaban años acumulando polvo en uno de los grandes sótanos de la casa en la cual vivía con su abuelo en Frankfurt, encontró un pequeño y viejo baúl cerrado con candado en donde podía leerse una inscripción en su tapa “Para lo que más he amado”. Su interior estaba forrado de terciopelo rojo, suave al tacto, dentro se encontraba lo que parecía un pequeño colgante en forma de corazón de cristal azul con vetas doradas y una carta casi tan antigua como el baúl mismo desecha casi por completo, lo único legible en ella era aquella misma frase gravada en la tapa, pero esta vez con una letra más torpe y descuidada, con tinta negra en una de las esquinas inferiores de la maltratada hoja de papel. Cuando estaba a punto de guardar el baúl en el mismo sitio de donde lo sacó (puesto que su abuelo odiaba que ella fisgonease entre sus cosas), advirtió que el pequeño cofre poseía un falso fondo casi imperceptible, lo levantó y encontró una deteriorada fotografía en la cual una joven pareja sonreía jovial, ella era pelirroja de ojos azabache, tez morena y mirada penetrante, y sin embargo, una ancha y brillante sonrisa se extendía por su rostro. Era igual a ella, era su madre. A su lado se encontraba un joven de pelo oscuro, casi negro, tez pálida y ojos ambarinos, igual de alegre, el cual ella supuso que seria su padre
Sorprendida ante tal hallazgo, ya que su abuelo siempre evitaba hablarle de sus progenitores alegando que aquel tema era solo una pérdida de tiempo sin sentido, la cual solo le acarrearía aún más dolor, guardó apresuradamente la carta, el colgante y la foto en uno de los bolsillos de su chaqueta, subió las escaleras, recorrió el vestíbulo y se refugió en su cuarto para poder apreciar mejor aquellos objetos. En los días, semanas e incluso meses consecutivos, todas las noches observaba intrigada aquellos tres objetos, como si realmente custodiasen su pasado y el de sus padres, pero siempre teniendo en mente la idea de que debía mantenerlos ocultos de Lawrence, puesto que el se los arrebataría sin más y actuaría como si nunca hubiesen existido.
Una calurosa tarde de principios de agosto, pocos días antes de su 19 cumpleaños,  tuvo lugar la tan temida premonición que hacia tan solo unos pocos meses había empezado a tomar forma en la frenética mente de la joven.
Su abuelo Lawrence, del cual cada vez recelaba más dado su extraño y atípico comportamiento de las últimas semanas, la mandó llamar a su despacho, donde la esperaba sentado en su butaca de cuero frente a su enorme escritorio. Él, con expresión de disgusto y desprecio en el rostro, sostenía la carta y la foto, a las cuales prendió fuego en cuanto la mirada de ambos se cruzó en aquella amplia y bochornosa sala.
Ella, rota y aterrada al ver los únicos vestigios de un pasado que nunca fue convirtiéndose en cenizas frente a sus ojos, intentó detener a su abuelo. Justo en aquel momento, cuando Anastasia estaba a punto de lanzarse en dirección al escritorio para detenerlo o intentar, al menos, apagar las mortecinos restos carbonizados de aquellos recuerdos tan apreciados por ella, aun sabiendo que en realidad estos nunca le pertenecieron, los guardaespaldas de su tutor aferraron firmemente su espalda y no la dejaron acercarse más al dueño de la casa. Mientras Ali observaba angustiosa y derrotada la pequeña montaña de cenizas que simboliza en cierto modo su pasado perdido, podía apenas oír a su abuelo berrear sobre que ya era hora de que se fuera de aquella casa, que no podía seguir permitiendo tanta insolencia en su propiedad, sobre enviarla a un internado al norte para que no se entrometiera más en sus asuntos.
Y así fue como de la noche a la mañana, sin más, se vio repudiada del único hogar que había conocido.
No lloró, no volvió a derramar una sola lágrima,  ni en toda la noche siguiente ni en todo el viaje que recorrieron por carretera hasta aquel supuesto internado donde su abuelo había decidido repentinamente ingresarla. Al menos tenía un consuelo, el colgante que meses atrás había decidido siempre llevar encima precisamente por si se daba el caso que justamente había pasado, ahora colgaba plácida y pausadamente de su cuello, casi juraría que podía notar la calidez del pequeño trozo de cristal azulado.
Anastasia estaba prácticamente en estado de shock, se sentía insensible, patosa y despistada de lo normal, podía entender perfectamente el recelo de su abuelo al hablarle del suicidio de su hijo, pero nunca pensó que llegaría a tales extremos.
Tras largas horas de viaje incómodo y en silencio, llegaron al supuesto internado, irónicamente este no tenía el aspecto de uno.
Era un edificio modernista, hecho de metal y cristal, casi tenia más la pinta de un hospital privado que cualquier otra cosa.
Entraron y nada más hacerlo, Ali sintió que alguien le presionaba la boca con un pañuelo, y, segundos antes de desplomarse, creyó vislumbrar unos ojos atigrados que la miraban con pena desde la lejanía.

Dolor.
Un dolor de cabeza como nunca antes había tenido en su vida, atroz, apabullante y aterrador, pero lo malo es que no era solo aquel monstruoso dolor de cabeza, sino que también se sentía como si diez hombres le hubiesen pegado la mayor paliza de su vida.
Se hallaba en una celda metálica, totalmente cuadrada, perfecta y plateada, más o menos de 3x3, donde lo único que marcaba la diferencia era un supuesto agujero en el suelo atrás a la derecha que ella supuso, sería el retrete. También observo que llevaba puesto un simple uniforme blanco.
Pidió ayuda, al principio solo agitaba las barras metálica que la separaban de un largo pasillo igualmente plateado y de otras celdas aparentemente vacías, luego empezó a gritar y a golpear las paredes, y por fin, comenzó el llanto, ¿qué demonios hacia ella allí?, ¿por qué su abuelo había reaccionado de una forma tan exagerada? y ¿como podía salir de allí?
Sus gritos rápidamente fueron silenciados cuando advirtió que no se encontraba del todo sola en aquel pasillo infinito, en la celda de enfrente, en la cual antes le había parecido que estaba vacía, ahora se encontraba un hombre, claramente mayor que ella, de quizá unos 40 o 45 años. Este se recostaba en una de las paredes metálicas de su celda, y en el justo momento en el cual el vio que captó la atención de ella, le lanzó algo entre los barrotes que aterrizó junto a sus piernas. Su colgante. Se echó una mano al cuello y comprobó que efectivamente no esta allí. Lo recogió rápidamente y se lo puso. El hombre se presentó, Samuel, quizás Sam, sin apellidos. Era la misma personas de ojos atigrados que la había visto derrumbarse por culpa de la droga, este le explicó que en cuanto se la llevaron el se escapó un segundo de la formación para recoger el colgante, el cual se le había caído mientras la arrastraban hacia las celdas de los sujetos de experimentos.
Le explicó que aquellas instalaciones eran el PEM, nada más y nada menos que la verdadera fuente de ingresos de la empresa de Lawrence Weishaupt, un programa especializado en el experimento con humanos para encontrar la manera de sacar el total del potencial del rendimiento del cuerpo humano y a la vez hacerlos más resistentes.
Le dijo que allí solo se llevaban a personas que no tuviesen ninguna conexión con el exterior, sin familia ni amigos, o personas que sabían o sospechaban sobre lo que allí sucedía.
Ella ató cabos, recordó el inexplicable suicidio de su padre, el recelo y nerviosismo de su abuelo al hablar sobre el tema y todo lo que concernía al pasado de la joven en común con sus padres. Se lamentó aun más por no haberse dado cuenta de lo que pasaba y haber actuado. Él, su padre, William, había descubierto todo aquello y su abuelo había actuado en consecuencia, ella, al querer descubrir la verdad había cavado demasiado hondo, y había salido mal parada.

Miedo.
Angustia.
Desesperación.
Eran las únicas emociones que podía experimentar la joven a los largo de los meses entre experimento y experimento, los cuales a veces consistían en la sustitución de algún órgano, en la extirpación de otro, inyecciones de sustancias sospechosas, largas sesiones de electrochoque o simplemente pruebas de temperatura corporales extremas.
Todo este dejó su cuerpo señalado, era un macabro lienzo esbozado con gruesas y profundas cicatrices donde podían leerse la pena, el odio y el dolor, que poco a poco fueron dejando paso a al indiferencia y el abandono.
El único consuelo en aquel infierno eran las noches en las que podía conversar con Samuel, las cuales, a él parecía agradarle mucho a el también. Una de aquellas charlas derivó en la historia personal de Sam; trabajador en unas de las muchas sucursales de los “Laboratorios BWB” descubrió por accidente uno de los informes que hablaban sobre aquellas instalaciones, se lo comentó a su superior y este lo despidió, esa misma tarde en la casa en la que el vivía con su mujer y su hija, entraron unos matones, mataron a su hija, Cristina, y a su esposa, Helena, lo drogaron, y poco después se despertó aquí, de la misma forma en la que ella lo había hecho.
Samuel le dijo que ella le recordaba muchísimo a Cristina, que ella era como su nueva amiga, su nueva hija, compartiendo juntos el dolor aunque ni siquiera pudieran tocarse. Ella pensó lo mismo, “Es como el hermano mayor que nunca tuve, incluso mi nuevo padre”, pues sus ojos amarillos con motas verdes eran idénticos a los de su verdadero progenitor, y estos transmitían el mismo calor y calidez.

Un fatídico y esperado día, según se mire, en mitad de la noche todas las compuertas de las celdas se abrieron y empezaron a escucharse gritos de ánimo y libertad por megafonía, Anastasia, por primera vez pudo poner un pie fuera de la celda, abrazar a la persona con la que había formado una amistad solo a través de unos barrotes de metal.
Supusieron que todo aquello era un repentino intento de fuga masiva entre los internos, daba exactamente igual, solo el imaginarse un futuro fuera de aquel infierno le infundió el valor necesario para empezar a recorrer lo interminables pasillos cromados de la mano de Sam, para por fin encontrar la misma salida por la que meses atrás había entrado, en ese justo momento otro grupo de internos también se disponían a salir, y los dos grupos, mezclados, salieron corriendo del edificio.
Justo al mismo tiempo que una lluvia de balas caía sobre ellos con una ferocidad y una crueldad inhumana. Sam rápidamente agarró a Ali, y la enterró en su pecho protegiéndola con su propio cuerpo de las armas de fuego. Cayeron juntos sobre la gravilla del camino de la entrada, Ali intentaba moverse y correr de nuevo a al vez intentaba llevar a Samuel consigo, pero este no se movía y solo la agarraba con fuerza.
Poco a poco, mientras los hombres que les habían disparado se acercaban, notó que el pecho de su amigo se ponía húmedo y caliente. Sangre.
No. No podía ser. Estaban tan cerca. Ahora todo se volvía aún más irreal y doloroso. Acaba de perder por segunda vez a las personas que más amaba.
Él le susurró “No te muevas Anastasia Alina Weishaupt, Victoria nos lo agradecerá”. ¿Cómo?, ¿cómo podía saber el nombre de su madre y su nombre entero si ni siquiera se lo había dicho y el se había acostumbrado a llamarla “Chica Armadura”?, ¿Cómo… Papá?
En aquel preciso momento tres cosas sucedieron de repente, primero, Ali se dio cuenta de quién era Sam en realidad, segundo, este justamente acaba de morir, pero aún seguía abrazándola con fuerza, y tercero, el frío cañón de una pistola se poso en su nuca, el individuo portador del arma, la amartilleó sonoramente y le ordenó a la joven levantarse, de lo contrario, dispararía. De pronto los brazos de William Weishaupt perdieron esa fuerza tenaz, el soldado agarró a Anastasia y la arrancó de los relajados brazos de su, otra vez, fallecido padre, para arrastrarla, de nuevo, a las entrañas del edificio, dejando tras de si los blancos cadáveres de los otros ingresados caídos víctimas de las balas bañados por una suave lluvia que nada más había comenzado.

Tras este incidente, Anastasia no recuerda nada con claridad, excepto el momento en el cual pudo vislumbrar el momento en el que se acordaba la cantidad por la que iba a ser vendida a la U-Nasa. Esto a ella no le importó lo más mínimo, pues se encontraba en una especie de trastorno postraumático, solo quería alejarse de las personas que habían matado a su padre, y no le importaba lo más mínimo donde la enviasen, con quien estuviese o qué tuviese que hacer. Solo quería poder atisbar aunque fuese un poco la idea de olvidar todo aquello, y, quizás, algún afortunado día no muy lejano, cobrar su anhelada venganza.



Ventajas      |      Desventajas



• Ventajas:

-Espléndida en el combate cuerpo a cuerpo y con armas blancas de corto-medio alcance.
-No puede tomar alcohol, de lo contrario…no es ella misma.
-Soporta bastante bien las temperaturas extremas, hasta cierto punto.
-Controla sus emociones casi a la perfección, aunque de vez en cuando esa armadura se agriete un poco.


• Desventajas:

-Patosa y torpe cuando se trata de dominar su fuerza física.
-Muy mala puntería.
-Fría y solitaria, a veces cree que puede hacerlo todo ella sola, sin ayuda de los demás.
-No se le da bien la tecnología ni su manejo.


Gustos      |      Odios



Mínimo 3 gustos y 3 odios. Se pueden añadir tantos gustos como odios quieras.

• Gustos:

-El color azul, y todo lo relacionado con el
-Los thrillers psicológicos
-Las personas orgullosas y/o temperamentales (ya que ella carece por completo de estos rasgos, le resulta “entretenido e interesante” observarlos en otros individuos)
-El café, las pipas y las cosas picantes
-Metal y el rock alternativo e indie
-Poner motes a la gente
-Los niños pequeños
-La mitología griega, la japonesa, la india y la escandinava

• Disgustos:

-La ingratitud, la deslealtad, la falsedad y la traición.
-Las cremas para la piel o cualquier otro producto que le deje la piel pegajosa
-La estupidez humana (en toda su extensísima gama), la sociedad y su “organización”
-La mentira y a los mentirosos
-La oscuridad, y todo lo relacionado con ella
-Los hombres heterosexuales demasiado afeminados
-Las matemáticas
-Las bebidas con gas
-Los saltamontes.
-Las momias, sobre todo las momias.



STATS



Se tiene un total de 11 Skill-Points  para repartir en éstas ocho habilidades pero también se pueden guardar los SP si lo deseas ¡Piensa bien antes de distribuir!

· Velocidad: 1/30
· Fuerza: 3/30
· Resistencia: 1/30
· Consistencia: 2/30
· Tiempo de Fármaco: 1/12
· Resistencia a la dósis: 2/12 (Regeneración automática de extremidades)
· Control de armas y herramientas: 1/20
· Ingeniería: 1/25



Datos Adicionales:



Pipa de Ali: Una bella pieza que representa a una caracola marina tallada en espuma de mar. Posee intrincados grabados que simbolizan las olas y las mareas aparte de peces, delfines, ballenas, cangrejos y demás fauna marina. Con boquilla de ébano y pequeños detalles en ópalo y nácar. Tiene incrustaciones de turquesa, lapislázuli, coral, ámbar, malaquita, cornalina, cuarzo rosa y amatista.





Última edición por Anastasia A. Weishaupt el Lun Abr 27, 2015 10:27 pm, editado 1 vez

Anastasia A. Weishaupt

Organismo Mosaico : Cangrejo Cocotero | Birgus Latro
Edad del PJ : 20
Mensajes : 18
Terra-Points : 607
Edad Real : 19
Nacionalidad : Alemana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “The Big Breaking” ~ID

Mensaje por Arestame Gericht el Lun Abr 27, 2015 9:26 pm


· Ficha Aceptada ·
Bienvenido a Amazing Break - Terraformars. ¡Adquieres 1 Skill-Point adicional que puedes colocar a tu gusto en el campo que desees! ¡No te olvides de notificarlo en tu ficha! ¡Pasa por los registros para recibir color y empieza a rolear!


Arestame Gericht
Admin

Organismo Mosaico : Malapteruridae - Pez Gato
Edad del PJ : 28
Mensajes : 40
Terra-Points : 587
Edad Real : 23
Nacionalidad : Alemania

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “The Big Breaking” ~ID

Mensaje por Anastasia A. Weishaupt el Lun Abr 27, 2015 10:28 pm

Notifico el hecho de añadir Skill Points adicionales en el apartado de resistencia al fármaco ^^

Anastasia A. Weishaupt

Organismo Mosaico : Cangrejo Cocotero | Birgus Latro
Edad del PJ : 20
Mensajes : 18
Terra-Points : 607
Edad Real : 19
Nacionalidad : Alemana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “The Big Breaking” ~ID

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:53 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.