Bienvenido -izquierda, primero- o3o
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 21, 2015 2:39 am.
Imagen últimos temas izq
Últimos temas






--
--
-

HERMANOS


The Last Breath RPG


ÉLITE


-
Créditos
CRÉDITOS


Todos los créditos en cuanto al contexto general del foro es del manga serializado en la revista Young Jump de la editorial Shūeisha. Guionizado por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana. Al igual que se han tomado referencias del anime de Terra Formars para la creación de éste foro, no nos pertenece la historia pero si nos hemos basado en ella además de que se pueden presentar ligeros cambios en hechos relacionados con las apariciones de Terra Formars, muertes de personajes y situaciones canonicas de la serie para una interactividad más efectiva. Las imágenes, sonidos y material en general de la serie/manga de Terra Formars no nos pertenece y sus créditos son a sus respectivos autores (incluyendo imágenes que no pertenezcan a la serie) sacadas de páginas conocidas como Zerocha, Devianart, Google, Tumblr, entre otros; lo que sí proviene de nuestro esfuerzo son algunos gráficos, tablillas elaboradas con ensayo y error además de contar con tutoriales y referencias. El plagio está prohibido en el foro pero si desean algún código en general pueden pedirlo con confianza, esto con la finalidad de evitar molestias tanto para nosotros como para la comunidad rolera. PD: Algunos de los códigos que se encuentran en el foro se desconocen sus autores originales dada a la desaparición del miembro del staff que los incluyó. Si alguien ve algún código de su autoría, que no dude en comunicarlo para acreditar a sus creadores.
JOHJ.

"Sed Marciana" [Nisshoku Yurei & Krešimir Dubravko] {Misión}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Sed Marciana" [Nisshoku Yurei & Krešimir Dubravko] {Misión}

Mensaje por Rahab el Dom Abr 12, 2015 1:56 pm


Sed Marciana
"Conexiones interculturales e imprevistos".

Zona: Lagos
Clima: Soleado. Nubes escasas.

El reflejo de las cristalinas aguas marcianas colorea un panorama azulado a causa del cielo, carente de alguna nube importante donde predominaba el sol en su mayor medida. Cualquiera que despertase en Marte tras un estado de inconsciencia no sabría distinguir si realmente se trata del planeta carmesí o de la Tierra, sin embargo, ciñéndonos en las "pequeñas diferencias", vuestro objetivo consistirá en analizar y potabilizar el elemento más importante del planeta Tierra. El agua.

Nisshoku Yurei, la región en la que habéis aterrizado tú y tu unidad es una zona neutral carente de amenazas que puedan ser visualizadas a simple vista. Ni vuestro radar detecta nada ni vuestros ojos tampoco, por lo que procederéis a cumplir los objetivos otorgados por vuestra comandante, sin embargo, ¿en qué consistían dichos objetivos? Fácil, la nave delta de vuestro escuadrón consta de un avanzado equipo de carácter vanguardista capaz de analizar los elementos del líquido solicitado y de procesar el mismo para compatibilizarlo así con los requisitos predefinidos (similares al agua terrestre) y proceder con su respectiva potabilización.
El funcionamiento de estos aparatos electrónicos depende de la habilidad del agente en sí, pues requiere un previo conocimiento de las variables que determinan el tiempo de procesamiento, la depuración y separación de residuos, entre otras cosas y bueno, Yurei, tú has sido escogido para realizar semejante trabajo.

Krešimir Dubravko, el comandante Sylvester Asimov te ha ordenado el realizar una investigación previa del terreno con el fin de cartografiar visualmente la localización pues el equipo de inteligencia desmintió cualquier existencia de Terraformars en aquella zona o al menos de momento. Pese a esto, Marte es un planeta desconocido y ninguna información es exacta por lo que se precisa andar con ojo y también tienes órdenes de, que si te encuentras con cualquier imprevisto capaz de suponer un problema, regresar con presteza y volver a reunirte con tu escuadrón, no obstante, a la lejanía observas una nave delta próxima a la zona del lago y lo que vendría a ser una persona algo alejada del grupo y próximo a la zona acuática.

Directiva: Asegurar la extracción del agua hasta alcanzar los 12L potables.
Objetivo actual: Comprobar la posibilidad del cumplimiento de la directiva inicial.
Inventario: Potabilizador (Nisshoku) y 3 fármacos cada uno.




¡Buena suerte!



Rahab

Edad del PJ : 0
Mensajes : 24
Terra-Points : 620
Edad Real : 100
Nacionalidad : Johj

Ver perfil de usuario http://tf-amazing-break.foroespana.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "Sed Marciana" [Nisshoku Yurei & Krešimir Dubravko] {Misión}

Mensaje por Nisshoku Yurei el Sáb Abr 18, 2015 8:15 pm

Marte. Su destino.
500 años habían pasado desde el comienzo de la Terraformación y el planeta rojo del sistema solar ya empezaba a dar muestras del proyecto. Una de ellas eran la multitud de glaciares que habían pasado a otro estado para ahora ser líquido y poblar la superficie de Marte de ríos, lagos e incluso pequeños mares. Con esto, uno de los requisitos para la vida parecía haberse cumplido, el agua, donde alrededor de ella se reúnen los animales en paz para beber en la Tierra, ahora, en Marte, sucedería lo mismo delante de un cristalino reflejo del cielo marciano.


Primer aterrizaje

Soundtrack:

La Nave Delta de la segunda división Nipónamericana comandada por la Vicecapitana Michelle K. Davis acababa de realizar su primer aterrizaje en tierra carmesí. Los distintos tripulantes del Annex I, en este caso, estadounidenses y japoneses, que formaban parte de este grupo empezaban a hacer los respectivos preparativos para asaltar la superficie del planeta rojo. Uno de estos era Nisshoku que sentado al fondo de la nave esperaba órdenes por parte de su líder. A su vez contemplaba a sus otros compañeros viendo como se daban ánimos entre ellos o como se aventuraban a fijar sus miradas por la ventana para admirar el paisaje de Marte donde pronto debería de luchar y cooperar para asegurar el éxito de la misión. Nisshoku simplemente jugaba con sus manos con la mirada al suelo, recreando pequeñas contiendas con sus dedos como si de una batalla a pequeña escala se tratara.

Una vez resultando ganador el bando de la izquierda se levantó, colocó su mano derecha en el bolsillo del pantalón y la otra en su cabeza, el aterrizaje no había tenido muchos problemas pero por la velocidad alcanzada y los no muy cómodos respaldos habían ocasionado un leve mareo que con un par de pasos se daría por controlado. Estiró la chaqueta del preparado traje para la misión y fijó su mirada en la imagen que dejaban pasar los cristales de la astronave. Una imagen que sería imposible de ver hace unos siglos se reflejaba en los ojos de Yurei. La superficie terrestre de Marte había dado cabida a que el musgo se extendiera por esta, resquebrajándose y dando paso a pequeñas hierbas, a su vez una lenta y sonara brisa sondeaba la tierra levantando así el característico polvo de la superficie.

Mientras que Nisshoku seguía mirando por los cristales de la nave, la capitana se hizo notar al resto de su tripulación. -Listo, ya está todo asegurado y podemos salir- dijo. En ese momento la cubierta empezó a levantarse y las dos bajas puertas de ambos extremos se desbloquearon. La primera en salir fue la propia capitana seguida del resto. Sho fue el último en marchar y se quedó admirando el complejo panel de control de la nave que en contraparte estaba acompañado del típico volante que había visto mil y una veces en películas y videojuegos. -Esto me recuerda a una película, sí... Una preparadísima nave llegaba a Marte pero pronto a los tripulantes les empezaron a suceder cosas. Al más viejo lo arroyó una piedra, otros empezaron a enloquecer por la soledad del lugar y los demás se quedaron sin recursos y tuvieron que aceptar una muerte lenta y agonizante mientras que aguantaban los tormentas de arena... Bueno, pero nuestros trajes son mejores no nos pasará nada- dijo Nisshoku cuando por fin se había dispuesto a salir de la nave y acompañar a los demás. Al salir anduvo un par de metros y cogió una de los numerosas piedras que habían en el suelo. Efectivamente, la gravedad en Marte era menor que en la tierra y eso sumado a sus nuevas habilidades lo hacían alguien que parecía estar más acostumbrado a estar por Marte que en el planeta del que proviene. Luego la miró de reojo por unos segundos, la tiró a la lejanía de una patada y volvió con su grupo.



Fuente de la vida

Soundtrack:

Pudo ver como la mayoría de sus compañeros se quedaron contemplando el enorme lago que se formaba ante ellos. Nisshoku se apuntó también junto a los demás a admirar lo exitosa que había sido la Terraformación sobre el paraje de Marte, dando lugar cada vez más a una hermana menor de la Tierra. Sus momentos de relajación fueron interrumpidos de nuevo por la capitana Michelle K. Davis que le asignaba un objetivo a cada uno de los miembros de la segunda división.
-Nisshoku, tú te encargaras de registrar y potabilizar 12 litros del agua de allí, ya sabes que tienes que hacer- le ordenó señalando a la nave.
-D-de acuerdo- acató Nisshoku. Se aproximó al costado izquierdo de la nave, donde tras pulsar y seleccionar la correspondiente clave dos potabilizadores con capacidad de analizar el agua se extendieron a sus pies. Sho solo agarró uno por el mango con desdén y se acercó al lago. Otros compañeros simplemente cogieron los lanzarredes mientras que los demás aseguraban el perímetro.

Llegó arrastrando tanto el dispositivo como el depósito y cuando se acercó a la orilla se dejó caer de rodillas en el suelo y se preparó para realizar los preparativos previos. Comprobó que el depósito estuviera vacío y programó correctamente el modo del potabilizador y extractor de agua. La interfaz de estos se proyectaba a través de una pantalla multi-táctil que indicaba la cantidad de bacterias por litro, el estado del agua y la cantidad de agua depositada, a su vez también contaba con 4 botones para accionar o detener la extracción de forma manual. El límite del deposito superaba con creces el que le había impuesto Davis así que por ahora no había ningún problema en ello. Una vez que aseguró correctamente el analizador y lo sumergió con delicadeza en el agua, se produjeron pequeñas ondulaciones que distorsionaron el reflejo del rostro de Sho que contemplaba lo cristalino del agua. Mientras que el dispositivo se encarga de analizar el agua correctamente el pelirrojo se alejó un metro de la orrilla y agarró varias piedras. Lanzó la primera al lago de forma diagonal y rebotó hasta 7 veces cuando se hundió en el agua por su propio peso. Hizo lo mismo hasta que las piedras que debían de ser pequeñas y lo suficientemente finas para rebotar se le acabaron. Esto era un juego que la hermana de Sho, Akane, le había enseñado durante su infancia y que ella nombraba como "la rana" por los saltitos que daban las piedrecitas cuando entraban en contacto con el agua. Esa era de las muchas experiencias que Nisshoku compartía con su hermana hasta que lamentablemente se tuvo que despedir de ella, lo que dió pie a lo que ahora era su modo de vida y conducta.

Algo sacó de sus pensamientos al pelirrojo, era un pitido que provenía del analizador, parecía que ya había terminado su tarea y que para alegría de su grupo el agua se encontraba en perfectas condiciones para su uso. Yurei extendió su mano y colocándola como si de una pequeña vasija se tratara se llevo un sorbo a la boca mientras que pequeñas gotas les resbalaban por los labios. Numerosos mensajes emergentes de la pantalla táctil notificaban al Nisshoku del estado del tan preciado líquido. Tras revisar estas advertencias activó el extractor y lo conectó al depósito para así acumular la cantidad de agua solicitada por su capitana. Mientras tanto Sho daba pequeños paseos alrededor del pequeño campo potabilizador que había montado y se dió cuenta de lo alejado que estaba de su grupo, después de todo no habían aterrizado tan cerca del lago como pensaron en un primer instante. A lo lejos una silueta conocida se iba formando, como él, también llevaba el traje reglamentario del Annex I y cada vez estaba más próxima por cada paso que daba. -Ooh, compañia...- dijo Nisshoku al levantarse para darle la bienvenida a aquella persona que llegaba.

▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄

I-I can... f-for my friends



Nisshoku Yurei

Organismo Mosaico : Phyllobates Terribilis
Edad del PJ : 19
Mensajes : 52
Terra-Points : 523
Nacionalidad : Japonés

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Sed Marciana" [Nisshoku Yurei & Krešimir Dubravko] {Misión}

Mensaje por Krešimir Dubravko el Dom Mayo 10, 2015 1:54 pm

¿Cómo era posible que un lugar tan bello fuese tan peligroso?, fue lo primero que se le pasaba por la cabeza al ruso mientras observaba a través de la ventana de la nave, el cielo azul hacía contraste con la tierra carmesí, se podían observar árboles, zonas áridas y montañas, el proceso de terraformación había sido un éxito, aquello realmente parecía un ecosistema natural, quizás eso de jugar a ser Dios es lo que había causado todo este problema, pero bueno, todo el mundo sabe que el humano es curioso de nacimiento, y también era cierto que era totalmente improbable que aquellos insectos evolucionasen de esa manera tan abrupta, y que encima repudiasen a las personas. Y ese era el motivo por el que ellos estaban allí, un virus procediente del planeta rojo estaba azotando la tierra, su misión era llevarse algunas cucarachas a la tierra para ver si podían hacer una cura, pero obviamente no iba a ser tan fácil, todos tuvieron que salir por patas de la nave principal cuando fueron emboscados, ahora los grupos están separados, aunque por suerte, todos a salvo. El parchado que no podía parar de mirar al paisaje estaba aliviado porque parecía que no había ninguna cucaracha siguiéndoles la pista, lo que era un completo alivio, puede que no tuviese miedo a luchar, pero prefería no hacerlo, después de todo no buscaba morir.

La nave empezaba a descender, las ruedas fueron desplegadas para evitar el aterrizaje forzoso, ya que no era necesario, y éstas tocaron tierra marciana, la nave cada vez iba más despacio hasta el punto de estar totalmente estática, los integrantes del escuadrón ruso/escandinavo empezaban a bajar de la nave y a admirar las tierras marcianas que pisaban por primera vez, se dice que solo dos personas habían sobrevivido a la anterior misión, y una de ellas era el comandante Shokichi, aunque, su líder tampoco tenía nada que envidiar, Sylvester Asimov, como él, ex-miembro del ejército, y además entrenado en las artes marciales del judo, estando cerca de ese hombre no había nada que temer, más bien, con ese escuadrón no había nada que temer, puesto que todos parecían fieros guerreros entrenados bajo el frío manto de la madre patria. Lo único que disgustaba a Krešimir era que habían aterrizado en una zona árida cual desierto, después de ver aquellas zonas arboladas y pobladas de verde, estar en aquella zona era como desagradable para la vista, era un lugar horriblemente feo, y solo se podía ver tierra roja en los alrededores.

Mientras andaba desorientado cerca de sus compañeros, el comandante le llamó, -Krešimir, ¿verdad?, te encargamos la misión de hacer un mapa improvisado de los alrededores, una cartografía para ser exactos, creemos que no debe haber peligro con los terraformers, pero ya sabes, esto es Marte y no sabemos a ciencia cierta lo que puede pasar, ten los ojos abiertos... quiero decir... bueno tú ya me entiendes- dijo el capitán, mientras le otorgaba un papel y un bolígrafo, Dubravko se limitó a afirmar y sin mediar palabra alguna con el pelirrojo, dio comienzo a su misión. Se giró para despedirse de sus compañeros, pero estaban demasiado lejos y pasó olímpicamente de hacerlo. Por suerte en el ejército le habían enseñado a hacer cartografías para analizar terrenos enemigos, por lo que intentaría hacer lo mejor que pudiese para impresionar a su comandante, aunque si quería sobrevivir en aquel terreno tan hostil, debería dar el máximo de si mismo siempre, a no ser que decidiese ser pasto para cucarachas, cosa que no estaba dispuesto a ser. Los pies del moreno se hundían en la arena a cada paso que daba, además, al no estar acostumbrado al calor no podía parar de sudar, por lo menos le habían dejado ir equipado con el traje de combate, que era mucho más fresco que el otro, las nubes eran escasas, Krešimir buscaba algún lugar donde refrescarse, pues no podía estar mucho más tiempo bajo ese sol abrasador. A lo lejos pudo observar una especie de montaña, no demasiado alta, pero lo suficiente como para ver si había algún sitio donde descansar en las cercanías, corrió hacia la colina y se puso delante de ella, no parecía que hubiese un lugar por donde subir con facilidad, así que tenía que escalarla. Obviamente no podía hacerlo con el bolígrafo y el papel en la mano, separó el pantalón de su piel por la parte de la cintura, y encajó allí el trozo de papel, mientras que se agarraba lo otro con los dientes, ahora solo debía de tener cuidado con no caerse mientras realizaba aquel alpinismo improvisado. Consiguió alcanzar la cima con tan solo algún que otro rasguño en la mano, pero no iba a ser en vano, lo bueno de que aquella tierra fuese de color rojo era que el verde de los árboles y el azul del agua resaltaban, y fue eso lo que pudo ver a las lejanías, aunque solo se podía apreciar una mancha verde,azul y ¿blanca?, a esta última no le dio demasiada importancia, se deslizó hacia abajo y se comenzó el paseo hasta aquel lugar de descanso que tanto anhelaba.

A cada paso que daba parecía que la hierba crecía más, las áridas tierras rojas cada vez eran más invadidas por un verde esperanza que alegraba al ruso, aquella mancha blanca empezaba a tomar forma, pero todavía era incapaz de reconocer la forma y por lo tanto no podía saber de que se trataba, lo cierto es que tenía curiosidad, por lo que decidió ir corriendo, así llegaría más rápido y podría descansar más tiempo a la vez que detallaba un poco la cartografía, en la que a pesar de estar andando iba haciéndola, aunque necesitaba un repaso. Al fin pudo distinguir de que se trataba, era la nave de otro grupo, si no recordaba mal, por el número de la nave debía ser el escuadrón de Michelle, se estaba fijando bien cuando, algo le distrajo, ¿quién era esa mujer que le saludaba desde la lejanía?, lo cierto es que no sabía quien era, pero le devolvió el saludo, aquella persona de pelo rojo, Krešimir no recordaba haber hablado nunca con una mujer de tales características, aparte de estar plana cual tabla de planchar, era horriblemente fea. A medida que se fue acercando pudo percatarse de su error, puesto que no era una fémina, era Yurei el que alzaba su mano en forma de saludo, Dubravko se limitó a darle la mano y tirarse al suelo bajo la sombra de un árbol

Krešimir Dubravko

Organismo Mosaico : Pepsini
Edad del PJ : 24
Mensajes : 27
Terra-Points : 596
Nacionalidad : Ruso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Sed Marciana" [Nisshoku Yurei & Krešimir Dubravko] {Misión}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:54 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.