Bienvenido -izquierda, primero- o3o
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 21, 2015 2:39 am.
Imagen últimos temas izq
Últimos temas






--
--
-

HERMANOS


The Last Breath RPG


ÉLITE


-
Créditos
CRÉDITOS


Todos los créditos en cuanto al contexto general del foro es del manga serializado en la revista Young Jump de la editorial Shūeisha. Guionizado por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana. Al igual que se han tomado referencias del anime de Terra Formars para la creación de éste foro, no nos pertenece la historia pero si nos hemos basado en ella además de que se pueden presentar ligeros cambios en hechos relacionados con las apariciones de Terra Formars, muertes de personajes y situaciones canonicas de la serie para una interactividad más efectiva. Las imágenes, sonidos y material en general de la serie/manga de Terra Formars no nos pertenece y sus créditos son a sus respectivos autores (incluyendo imágenes que no pertenezcan a la serie) sacadas de páginas conocidas como Zerocha, Devianart, Google, Tumblr, entre otros; lo que sí proviene de nuestro esfuerzo son algunos gráficos, tablillas elaboradas con ensayo y error además de contar con tutoriales y referencias. El plagio está prohibido en el foro pero si desean algún código en general pueden pedirlo con confianza, esto con la finalidad de evitar molestias tanto para nosotros como para la comunidad rolera. PD: Algunos de los códigos que se encuentran en el foro se desconocen sus autores originales dada a la desaparición del miembro del staff que los incluyó. Si alguien ve algún código de su autoría, que no dude en comunicarlo para acreditar a sus creadores.
JOHJ.

Operación Bella Durmiente {Priv. Nisshoku Yurei, Danny Daiki]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Operación Bella Durmiente {Priv. Nisshoku Yurei, Danny Daiki]

Mensaje por Marceline A. Lecter el Mar Sep 08, 2015 1:12 am

Sus manos jugueteaban con el pequeño frasco anaranjado que había traído para que le entregaran uno lleno en la farmacia del recinto médico de la U-NASA. Marceline tenía pocos conocimientos acerca de medicina, pero se podía anotar como un triunfo que el período entre visitas para rellenar el frasco se estaba haciendo más y más largo. Luego de su operación, las náuseas y los dolores de cabeza que tenía la hacían terminarse el frasco de pastillas en 5 días o menos. Vagamente le comenzaba a preocupar que se estuviera haciendo adicta al medicamento. Pero al parecer la peor parte había pasado y ya una receta le duraba por lo menos 3 semanas y media. Definitivamente aquello era algo para regodearse… sin embargo, el ambiente no estaba para celebraciones y auto felicitaciones. La constante actividad de la clínica se notaba apagada, y no era para menos. Marceline, que se encontraba sentada en el área de espera, podía ver a través de las paredes de cristal que conducían a la recepción de la división especial a un grupo de doctores que observaban con suma seriedad a varias personas que se abrazaban y lloraban con amargura.

La extraña escena no era un misterio, ya tenía dos semanas repitiendose. El mismo lugar y los mismos doctores, lo que cambiaba era el grupo que lloraba. Marceline descruzó sus piernas y las volvió a cruzar, dejando en ésta ocasión su pierna izquierda por encima. El semblante de la joven permanecía tranquilo e inmutable, y quien la estuviera observando no estaría del todo seguro si en realidad estaba observando la escena o si su mirada estaba perdida en algún punto muerto.

-Algunos pueden considerar morboso eso de estar mirando la miseria de otros con una cara tan tranquila.- Una voz que se hizo notar a su diestra la sacó de su concentrada labor. Marceline giró ligeramente su rostro para que sus ojos verificaran lo que sus oídos ya habían percibido. La psicóloga que la U-NASA le había asignado le sonreía amenamente, aunque su buen humor no se reflejaba en su mirada, la cual era similar a la de los doctores de la otra sala. -Toma, aquí tengo tu nuevo frasco. Ya no tienes que esperar el turno para la farmacia.- La joven tomó el frasco lleno y le entregó el vacío. Por mera costumbre sacudió el frasco e hizo resonar las pastillas del interior como si se tratara de una pequeña maraca, aquello era algo que a sus hijas les encantaba hacer con los frascos de vitaminas.

-Sí, es un poco de morbo.- Asintió, volviendo a posar su mirada sobre la triste escena. -Al negocio solían llegar muchas mujeres llorando por la tristeza y la rabia, con el maquillaje corrido y la ropa descompuesta. Llegaban en sus vehículos lujosos, con sus guardaespaldas, queriendo intimidar y asustar a las chicas. Pero el llanto no les dejaba decir nada claro, al menos no más allá de ‘Por tu culpa’ y ‘Arruinaste a mi familia’. Solíamos llevarlas adentro, a una pequeña sala, les ofreciamos agua o té, y las dejábamos llorar hasta que se calmaran lo suficiente y decidieran irse.- La doctora ladeó ligeramente la cabeza y arrugó el entrecejo. -¿A qué viene todo esto?-

-Por más rabia y tristeza que la situación les causara, esas mujeres sabían que las chicas no eran las culpables del engaño de sus esposos. Es lo mismo que esas personas de allá. Saben que no es culpa de los doctores y las enfermeras que sus familiares no sobrevivieron al virus. Lo que les queda es llorar.-

-Ya… tienes una forma un tanto tenebrosa de ver las cosas.-  

Marceline se encogió de hombros. -Dentro de poco me embarcare a una misión donde veré a mucha gente morir, aparentemente. Volverme fría ante la pena y el dolor puede que me ayude a mantener la cabeza clara en momentos de crisis, ¿no lo cree?-

-Quién sabe…- La doctora decidió no continuar con el tema, después de todo no estaban en sesión y lo mejor para los pacientes como Marceline era no asfixiarlos al tratar de examinarlos 24/7. -Bueno, nos veremos en otro momento. Me espera mucho papeleo.- Con esto, la doctora se retiró del lugar. La mano derecha de la muchacha jugaba el frasco de pastillas, a la vez que trataba de decirle a su cerebro que ya podía volver a su habitación. Sin embargo, sus orbes ambarinas captaron una alteración en el espacio detrás del muro de cristal. Los doctores lucían alarmados y enojados, mientras que lo familiares de los pacientes reflejaban semblantes de miedo y confusión. No tardó mucho en vislumbrar el origen de tal atmósfera: la seguridad del recinto llevaba a la fuerza a una mujer bajita de lentes, quien luchaba contra el agarre de los oficiales con desesperación. Las puertas se abrieron para sacarla del salón donde estaban reunidos los otros, y al parecer estaba resguardado contra el sonido porque una vez la sacaron de ahí pudo escuchar que vociferaba algo.

-¡Tienen que escucharme! ¡No fue el virus! ¡NO FUE EL VIRUS!- Los oficiales arrastraron a la mujer en dirección a los salones de consultas de la clínica. Marceline no podía negar que aquello le había despertado la curiosidad y como no tenía nada mejor que hacer, decidió seguir a la misteriosa y revoltosa mujer. Se puso de pie rápidamente y siguió con la mirada a los oficiales, prestandole poca atención a su propio avanzar entre las sillas. No tardó mucho en chocar contra alguien. -Ay, ay… lo siento.- Dijo a la vez que le regalaba un vistazo al sujeto con el que se había tropezado sólo para encontrarse con alguien conocido.

off:
Primero que nada, me quiero disculpar porque me tomé una eternidad en abrir el tema. Primero no se me venía ninguna idea a la mente, luego vino la idea pero el rol no me salía, y luego tuve que hacer examen de admisión a una nueva Universidad y... asdf. Perdón. Espero que no me vuelva a pasar. Quien quiera responder después de mi puede hacerlo, no puse los nombres en el título por ningún orden en particular ni nada.

Marceline A. Lecter

Organismo Mosaico : Synanceia Horrida - Pez Roca
Edad del PJ : 22
Mensajes : 14
Terra-Points : 519
Nacionalidad : Estadounidense

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Operación Bella Durmiente {Priv. Nisshoku Yurei, Danny Daiki]

Mensaje por Danny Daiki el Jue Sep 10, 2015 1:55 am

-Danny, ¿de nuevo has acabado con el clon? No está mal, pero deberías pensar en evitar los ataques del rival.- comentó uno de los altos cargos de la U-NASA tras otro combate de entrenamiento librado por el brasileño.- Esto no va a hacer ningún bien a tu cuerpo.

-Méh... no pasa nada, lo que no me mata me hace más fuerte.- vaciló en tono burlesco el peliazul quitándole importancia a sus heridas.

-Hmmm... veamos... así por encima diría que tienes la mandíbula semi-fracturada, clavícula izquierda fracturada, cuatro costillas completamente rotas y ... ya no sé si las secuelas mentales ya eran tuyas.- abordó el hombre en forma de broma, mas algo arrepentido de ello tras observar el rostro del hombre de morena tez.- Te recomiendo que te dirijas a la enfermería a que te miren eso... no queremos perder uno de nuestros principales "tanques".- señaló mientras anotaba algunos apuntes de lo sucedido minutos antes en el entrenamiento.

-Pufff... que pereza... espero que después de mi revisión me den un buen bocadillo de lomo, porque estoy hambriento.- dijo, acto seguido sonando el ruido de las tripas del mismo exclamando por algo de alimento.- De todas formas iré, no tengo nada mejor que hacer...

Danny, se puso en camino a la enfermería, a una distancia relativamente cercana a la sala de entrenamientos de la que procedía. Nada más salir por la puerta, el peliazul cayó hincando una de las rodillas en el suelo, al parecer, las heridas que sufrió fueron más graves de lo que hizo reflejar ante el instructor. -Joder... debo de ir ya... -susurró doliéndose de uno de sus brazos y del tórax. En la anterior confrontación, Daiki salió victorioso frente a un clon de Terraformar, mas durante la pelea, el nipón-brasileño recibió bastantes golpes por parte de la pseudo-cucaracha, resultando así herido.

El peliazul avanzaba por los pasillos apoyándose en las paredes, y recobrando la compostura si alguien se le cruzaba, pues odiaba recibir compasión de cualquier tipo o incluso que alguien sintiera pena por él. Caras muy conocidas incluso de su escuadrón pasaban, y él fingía su típico temple con aires de superioridad y grandeza. Al llegar, las puertas d ela enfermería se alzaban como un paraíso para Danny. Quizás sus heridas no fueran muy graves, mas el dolor estaba presente, y no era algo que se podría sanar con magia. El chico, empujó la puerta haciendo valía de sus fuerzas restantes. Lo primero en percibir al entrar en aquella sala, fueron los llantos de algunas personas que parecían llorar por la pérdida de algún ser querido. El chaval continuó al frente, mas no sin antes chocarse d frente con una señorita de estatura media, cabello de tonalidad esmeralda y una intensa mirada áurea.

-Ay, ay… lo siento. -dijo la muchacha a la vez que alzaba la mirada para ver el rostro del peliazul.

-No es nada...- comentó el nipón-brasileño para quitarle importancia al asunto y obtener atención lo antes posible, mas el hecho de tener un encontronazo con alguien conocido alteró un poco el estado del hombre.- Oh, eres tú... ehm... ¿Marceline?- cuestionó a la mujer a la vez que trataba de reflejar inocencia en su rostro.- No esperaba encontrarte aquí, ¿a qué viniste?- preguntó desinteresadamente Daiki.

Acto seguido, Danny optó por tomar asiento justo en aquel mismo sitio. Debía conseguir una cita con el doctor sin ensuciar su imagen. Su orgullo, le empujaba a disimular su estado actual, mas... ¿por cuánto tiempo podría acabar con esta farsa? Sencillamente, Daiki pensó coherentemente por una vez, y confiando en aquella mujer, procedió en contarle lo sucedido... más o menos...:

-A mi me han obligado a venir... ya sabes... test rápido post-entrenamiento... ya conoces como son los de arriba.- dijo Daiki aparentando normalidad.- Y bueno, ¿alguna novedad? ¿Querida Marcie?- Al parecer, la jugada que intentó el peliazul salía bien por momentos, pues no era fácil disimular tal magnitud de molesias.

Danny Daiki

Organismo Mosaico : Escarabajo Rinoceronte | Oryctes nasicornis
Edad del PJ : 21
Mensajes : 46
Terra-Points : 557
Edad Real : 19
Nacionalidad : Brasil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.