Bienvenido -izquierda, primero- o3o
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 21, 2015 2:39 am.
Imagen últimos temas izq
Últimos temas






--
--
-

HERMANOS


The Last Breath RPG


ÉLITE


-
Créditos
CRÉDITOS


Todos los créditos en cuanto al contexto general del foro es del manga serializado en la revista Young Jump de la editorial Shūeisha. Guionizado por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana. Al igual que se han tomado referencias del anime de Terra Formars para la creación de éste foro, no nos pertenece la historia pero si nos hemos basado en ella además de que se pueden presentar ligeros cambios en hechos relacionados con las apariciones de Terra Formars, muertes de personajes y situaciones canonicas de la serie para una interactividad más efectiva. Las imágenes, sonidos y material en general de la serie/manga de Terra Formars no nos pertenece y sus créditos son a sus respectivos autores (incluyendo imágenes que no pertenezcan a la serie) sacadas de páginas conocidas como Zerocha, Devianart, Google, Tumblr, entre otros; lo que sí proviene de nuestro esfuerzo son algunos gráficos, tablillas elaboradas con ensayo y error además de contar con tutoriales y referencias. El plagio está prohibido en el foro pero si desean algún código en general pueden pedirlo con confianza, esto con la finalidad de evitar molestias tanto para nosotros como para la comunidad rolera. PD: Algunos de los códigos que se encuentran en el foro se desconocen sus autores originales dada a la desaparición del miembro del staff que los incluyó. Si alguien ve algún código de su autoría, que no dude en comunicarlo para acreditar a sus creadores.
JOHJ.

"Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Mensaje por Rahab el Dom Jul 05, 2015 5:53 pm


Un día para la "graduación" física
"Contacto".

Zona: U-NASA
Clima: Soleado.

Una vez bien entrado el sol, después de asegurar una y otra vez el despertar de todos los voluntarios de la U-NASA, comienza a escucharse por megafonía, con especial énfasis en los comedores -pues en teoría es donde deberían de estar gran parte de los miembros tomando sus respectivos desayunos- un anuncio de boca del capitán de la operación del Annex I. Shokichi Komachi.
La temperatura estable y la condición climática favorable parecía servir de buena fe a los integrantes que se hallaban en la zona, por lo que el siguiente comunicado, no parecería tomarles por sorpresa realmente:
-Ejem... Ahmm... ¡Ujum!... -aclarándose la garganta el comandante de la primera división Niponamericana-... ¡Hoy, chicos! ¡Nos toca ver en qué ha desembocado el fruto de nuestro esfuerzo cultivado durante estos casi 2 años! Como ya hemos comentado meses atrás, hoy será el día en el que os tocará enfrentaros a los enemigos que nos encontraremos en Marte en situaciones que son, en un principio, favorables para vosotros. Como ya estaréis aburridos de oír lo mismo una y otra vez, explicaré así por encima cómo vais a ser seleccionados.
La casualidad y sus obras llevaron a cabo la entrada de cinco oficiales en los comedores mientras hablaban consigo mismo bajando la voz sobre temas que, juzgando los rostros de los comandantes, resultan ser casuales.
-Michelle, Joe, Adolf, Sylvester y Liu se encargarán de llevar cinco de vosotros, de manera aleatoria, sin importar del grupo que seáis y os darán las pertinentes instrucciones... ¡Oh... el desayuno! ¡Gracias...! y como seguía diciendo... ehmm... ¡Bueno, no tengo nada más que decir! ¡Demostrad vuestra valía soldados!

Cerrando la transmisión, las caras de los que se hallaban en ese lugar parecían no haber cambiado en absoluto. Al fin y al cabo, reanudaron aquello que estaban haciendo en aquel momento hasta que contemplaron al correspondiente oficial acercarse.
Vuestra mesa, destacada por no tener mucha actividad a juzgar por las personalidades de aquellos que estaban en ella, estaba compuesta por Nisshoku Yurei y Ryu Kellar de la segunda división nipoamericana, Nikoláyev Svyatoy y Krešimir Dubravko de la división rusa-escandinava y finalmente, Pierre Dubois, bajo el yugo del primero del Ranking M.A.R.S y perteneciente al escuadrón euroafricano.
-Vosotros cinco. Acompañadme. -dijo la subcapitana y comandante de la segunda división niponamericana-

A medida de que os guiaba hasta la sala de pruebas, individual cada una, os explicaba que los hechos que se producirán en el entrenamiento serán inesperados para estar preparado ante los cambios de ritmo en la expedición marciana hasta el punto de abriros las puertas -próximas entre sí- descubriendo así, qué era lo que guardaban.

¿Qué os aguardará detrás de las puertas...?

Directiva: Terminar el examen final físico de la U-NASA.
Objetivo actual: Conocerse entre sí en el comedor y terminar en el punto de la apertura de la puerta.
Inventario: 3 fármacos.




¡Buena suerte!



Rahab

Edad del PJ : 0
Mensajes : 24
Terra-Points : 618
Edad Real : 100
Nacionalidad : Johj

Ver perfil de usuario http://tf-amazing-break.foroespana.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Mensaje por Nisshoku Yurei el Mar Jul 07, 2015 9:07 pm

El fruto de dos largos años de entrenamiento bajo el ámparo del sello de la U-NASA llegaban a su fin, las divisiones respectivas a las cualidades y labores de cada agente ya estaban más que definidas y se perfilaban los últimos ajustes sobre los planes de la misión, a la vez que todos los individuos que se habían aventurado en ingresar en tal fechoría se mentalizaban para el horror que vivirían en tierras carmesí. En términos generales y sobre la teoría, Nisshoku pertenecía a este grupo que intentaba luchar ante el miedo que provocan las tierras desconocidas del cuarto planeta del sistema solar, pero en la práctica, era totalmente distinto y el miedo solo era el reactivo hacia su humanidad. Era ahora el momento justo en el que su vida comenzaba a marchar sobre los raíles del destino y donde a partir de ese momento se podría hacer llamar como humano fuera de la protección del dinero, pero antes, debería de pasar las terribles pruebas finales...


Mesa repleta de tranquilidad

Soundtrack:

Todo a su alrededor le daba absolutamente igual, desde aquellas personas que pasaban cerca suya hasta los que se encontraban sentados junto a él, Sho simplemente quería reecontrarse con el característico sueño que acudía a él cuando los preparativos físicos de entrenamiento de la U-NASA comenzaban. Era ya casi tradición, en todas las clases sobre aprendizaje de anatomía, del terreno o incluso físicas, Yurei cesaba ante el cansancio que acumulaba durante horas y siempre tendía a quedarse totalmente dormido sin que nada le importara y también sin que a nadie le importase realmente que este sujeto durmiera, las esperanzas puestas en él no podían ser más ínfimas y era por ello que nadie le prestaba atención. Con los brazos totalmente caídos, la espalda curvada y su cabeza apoyada lateralmente contra la mesa, el pelirrojo se encontraba durmiendo en el comedor a la hora del desayuno junto a otros cuatro compañeros más. La posición, a pesar de la jocosidad que aparentaba, era asombrosamente cómoda y una que siempre protagonizaba las pocas horas de descanso de Nisshoku, las cuales siempre solían darse en las correspondientes sillas de su habitación o de las diferentes salas del edificio principal. La actitud de pesadez y fatiga era algo propio del Agente de la U-NASA, pero aquel día, por motivos preparatorios de las últimas semanas de estancia en aquel amplio edificio antes de partir a Marte, se encontraba sumamente molido. Multitud de encargados se habían responsabilizado de ir habitación por habitación despertando a todos los sujetos de la expedición a una hora casi mortal cuando ni siquiera Nisshoku se había decidido a descansar sobre su cama, y aquello sumado al ritmo de vida que lo singularizaba, hacían de Yurei todo un cuadro que simbolizaba el desfallecimiento.

-¿Tenéis una almohada por ahí?- dijo Nisshoku sin atender a la razón, dirigéndose a los cuatro que se habían sentado junto a él en la misma mesa. El ruido ocasionado por el bullicio del comedor resultó en el despertar del pelirrojo, el cual aún seguía en la misma posición pero con la diferencia de intentar mantener sus párpados abiertos para contemplar a sus "amigos". Por suerte, y para amenizar la estancia en aquella mesa, Nisshoku conocía a dos de los que se encontraban junto a él, uno por castigo del destino y otro por el azar de las nacionalidades. El primero era obviamente Kresimir, aquel ruso parchado y castigado por la vida que desveló todo el complot formado sobre Daiki, y el segundo alguien cuyo parecido a un deidad vampírica era sorprendente, al quien había visto de pasada durante las reuniones de la Segunda División Nipón-Americana y que se hacía llamar de algún modo pero el cual no recordaba. Pero los dos restantes era un absoluto misterio para Sho, unas entidades con las que aparentemente tendría que mantener un diálogo casi forzado para contentar al capitán. Los dos eran sumamente más altos que Yurei, pero a la vez completamente diferentes entre ellos. Mientras que uno presentaba un aspecto mucho más fornido y un largo pelo platino, el otro se caracterizaba por una apariencia mucho más jovial y de cabello castaño. -Tsk... creo que soy Nisshoku, pero... ¿quienes sois vosotros?- preguntó con desgana a todos los presentes menos a Dubravko, al cual obviamente ya conocía de antemano. Tras eso, procedió a estrenar la bandeja del desayuno que estaba formada por un set de frutas que no tocaría debido al desagrado que sentía por la gran mayoría de éstas, un vol de cereales que no duraría mucho tiempo lleno y un batido chocolate que estaba bebiendo en ese momento.


La sala individual

Soundtrack:

Las distintas conversaciones sobre como sería estar en marte y que mantenían allí todos los presentes quedaron interrumpidas y totalmente silenciadas por la repentina aparición del Capitan Shokichi a través del comunicador. Las pruebas finales comenzaban, y con ellas, se pretendía que todos los miembros del Annex demostraran sus habilidades perfeccionadas en el terreno de juego ante las esbeltas figuras de aquellos insectos antinatura. Las palabras de jolgorio de Komachi no hacían ni cambiar un ápice el rostro impasible y somnoliente de Nisshoku, que escuchaba su palabraría entre varios y largos bostezos que denotaban aún más la monotonía de esas pruebas. La gran mayoría en el amplio comedor no presentaba ningún síntoma de nerviosismo, sus rostros se mantenían exactamente iguales, como si nada de lo comentado por el Capitán tuviera importancia. La última misión interna era algo a lo que ya se habían enfrentado hace mucho y ésta última aparentemente sirviría para reforzar la confianza depositada de los comandantes sobre su allegados, era una tarea relativamente sencilla. Después de que la transmisión por parte del Capitán finalizara, en el comedor hicieron acto de presencia los cuatro comandantes restantes de las distintas divisiones, Liu, Joseph, Adolf y Michelle. Ésta última, la gran Líder de la Segunda División Nipón-Americana, fue la primera en dar el primer paso y se acercó con gran tranquilidad hacia la mesa donde Nisshoku y los demás se encontraban sentados. Por las palabras de Davis, estos cinco habían sido elegidos al azar, como bien había dicho Shokichi anteriormente, y por consecuente, obligados a realizar las pruebas que se darían a continuación. -Me tienen en cuenta...- pensó Yurei tras la orden ejercida por su capitana después de que la presencia de ésta lo obligara a colocarse en una postura mucho más formal y respetuosa.

Con el vol de cereales en mano, Nisshoku avanzaba cabizbajo, siguiendo a la Subcapitana por los largos pasillos blanquecinos del edificio principal, mientras que solo se preocupaba por aprovechar al máximo el sabor de aquel desayuno repleto de leche y chocolate. Por los comentarios de la propia Michelle mientras que llegaban a la sala de pruebas, aquel último entrenamiento no era tan ordinario como habían pensado en un primer instante, sino todo lo contrario. Ese ensayo sería duro y repleto de multitud de sucesos inesperados que pondrían patas arriba la estrategia de los Agentes, para que así estos salieran totalmente preparados ante las condiciones inexplicables y aleatorias que sucedían en las tierras de Marte. Mientras que poco a poco daba por acabado su desayuno, los comentarios de aquella seria mujer llegaban a su fin, y con ello, se acercaban cada vez más a la sala de pruebas, hasta el punto de encontrarse justo delante de las distintas puertas de las habitaciones individuales. -Mmm...- se limitó a decir Nisshoku mientras que, ajustándose correctamente sus distintas armas y fármacos reglamentarios, divisaba tenuemente la fuente de calor que había detrás de las aquellas puertas que en seguido empezaban a abrirse. La verdadera vida del pelirrojo estaba a punto de empezar a caminar, y esa sala ejercería como salón de juego para que antes aprendiera a gatear. Los horrores que ocultaban los consistentes muros de la U-NASA estaban a punto de ser desvelados por aquellos cuatro que ya entraban en sus respectivos habitáculos, y cuando lo hicieran, su perspectiva sobre los peligros del planeta rojo sería como mínimo mas cruda y distinta, aquel ejercicio era el último antes de enfrentarse a la amenaza que protagonizaban aquellas cucarachas envidiablemente evolucionadas... aunque eso no lo prohibiría de terminarse su desayuno.


▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄

I-I can... f-for my friends



Nisshoku Yurei

Organismo Mosaico : Phyllobates Terribilis
Edad del PJ : 19
Mensajes : 52
Terra-Points : 521
Nacionalidad : Japonés

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Mensaje por Nikoláyev Svyatoy el Vie Jul 10, 2015 1:34 pm

Primer acto: Despertar y mesa.
Soundtrack:

De nuevo y como ocurría siempre, amanecía un nuevo día repleto de esperanzas para todo el mundo bajo la faz de la Tierra. Aunque sería más correcto decir que el día no traía las mismas esperanzas para todos ya que por lo menos habría gente que no quisiese estar donde se encontraba en esos momentos. Quizás había gente, por qué decir quizás si es evidente que existía gente que desearía estar en otro lado, que no deseaba su suerte y entre todas esas personas una estaba siendo despertada a una hora más que intempestiva. El sol apenas había salido desde su oscuro punto cardinal cuando, de golpe y de una forma más que ruidosa, alguien aporreó la puerta desde fuera bramando palabras que a esas horas eran inexplicablemente inconexas para cualquiera y más para Niko el cual tenía demasiado sueño como para atender a semejantes gritos. Realmente no era para tanto, tan sólo eran los encargados del lugar que tenían por normas despertar a los jóvenes a aquellas horas prematuras de la mañana para que se fueran preparando en pos de tomar el desayuno que con tanta alegría solían tomar después de las pobres cenas servidas.


Aquella mañana el joven Nikoláyev despertó tumbado en su cama, situada en un pequeño habitáculo que compartía con un par de reclutas más con los que jamás había tomado más conversación que la mera presentación el día que llegó, saludos cuando se encontraban por los pasillos del edificio, cuando los compañeros de Niko le preguntaban por alguien, por si lo había visto, o similares. No se podía decir que Niko mantuviera amistad con algún otro recluta ni nada parecido ya que decirlo sería faltar bastante a la verdad. El caso es que aquella mañana, después de ser despertado por los gritos de los responsables de que los jóvenes despertaran, el muchacho se puso en pie dejando la cama completamente desecha a un lado, con las sábanas medio revueltas ya que él se mueve mucho por la noche, para ir sin prisa alguna a al cuarto de baño y tomar una ducha que lo despertara y le espabilara una poco. Después de salir del baño, el joven caminó despacio hasta su cama para estirar un poco aquél desastre al cual antaño se le llamaba cama y nada más terminar agarró su uniforme, se vistió, se atusó el pelo hacia atrás y encaminó en pasillo tomando como dirección el comedor para tomar el desayuno. Una vez allí, encontró una mesa en la cual estaban sentados un grupo de lo más variopinto de personas pero no lo importante no eran las personas, era que había un hueco y que después de coger lo que se le había asignado para el desayuno, se sentó a su lado y comenzó a degustar los cereales y el batido de chocolate a desgana ya que el muchacho preferiría tomar algo salado, un guiso o quizás algo de carne para activarse un poco ya de buena mañana. Mientras Niko tomaba a desgana el desayuno, uno de sus compañeros se presentó diciendo su nombre mientras bebía su batido de chocolate. Se llamaba Nisshoku y era un chaval mucho más delgado que Niko, de aspecto cansado con el pelo corto y con un color parduzco un tanto extraño para la tierra de dónde venía Nikoláyev. Justo después de que el nipón se presentara, Niko espetó una pequeña frase de presentación: -Yo soy Nikoláyev y vengo de Rusia. Pero me podéis llamar Niko- Dijo el muchacho que siguió comiendo un manzana que también estaba en su bandeja.


Segundo acto. Sala Individual.

SOUNDTRACK:

El jolgorio imperante en el comedor fue súbitamente callado por las palabras que de golpe surgieron de los megáfonos del comedor. Era el capitán del Anexx, Shokichi Komachi que informaba, con su peculiar tono de hacerlo, de que hoy serían sometidos a diferentes pruebas que pondrían a prueba su valía, su entereza, su fortaleza física y psicológica además de situarles en una situación de riesgo. Por deseos del azar, la mesa en la que se sentaba Nikoláyev fue elegida para realizar esas pruebas por lo que los capitanes de las divisiones se acercaron a su mesa para guiarles a donde debían realizar las pruebas y explicarles que iban a hacer. La portavoz del grupo de capitanes fue una mujer rubia, no muy alta pero con un carácter muy fuerte; sub capitana y comandante de la segunda división nipón-americana Michelle K. Davis. Era realmente una mujer guapísima y con un carácter que muchas mujeres querrían tener y con su voz, fascinó a Niko que rápidamente se dio cuenta de que no estaba allí para interesarse por nadie. El trayecto hacia las salas de entrenamiento fue amenizado por la voz de la subcapitana que se dedicó a explicar que aquello no sería un entrenamiento normal como cualquier otro sino que sería algo especial, algo que les haría exprimir sus conocimientos y su cuerpo en pos de superar la prueba. Una vez llegaron, Niko agarró los fármacos que debían utilizar él y sus compañeros en caso de que necesitasen pelear o hace uso de aquello por lo que se habían sometido a una operación. Después de aquello, cada joven se fue situando en su respectivo habitáculo a la espera de que se abrieran las puertas y poder empezar así, por llamarlo de algún modo, su graduación.

Nikoláyev Svyatoy

Organismo Mosaico : Mantis diabólica(Idolomantis diabolica)
Edad del PJ : 23
Mensajes : 11
Terra-Points : 529
Edad Real : 20
Nacionalidad : Rusa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Mensaje por Pierre Dubois el Sáb Ago 01, 2015 4:12 pm

spoiler:
bueno, mi premer post en un foro de rol (perdonenme si es muy corto), alli voy !

En la mesa

Pierre estaba tranquilamente desayunando en la cantina del Anex I, tomando su desayuno : frutas, cereales, tostadas y the (siempre ubo un gran apetito).Habian pasado casi dos años desde que habia aprendido que la causa de la enfermedad de su hermano y su hermana era un virus proveniente de Marte, un planeta ahora ocupado por cucarachas evolucionadas. A su lado, había dos chicos: uno era más joven que él, tenía la cara un poco pálida, un pelo un poco pardo y parecía bastante cansando. El segundo era bastante alto, y se había sentado en la mesa después de Pierre, lo que mostraba que probablemente tenía algún interés en  conversar con las otras personas de la mesa. El primer chico pregunto  -¿Tenéis una almohada por ahí?-. Por desgracia, Pierre no tenía ninguna almohada. El ruido de la cantina acabo de despertar al joven, que se presentó:-Tsk... creo que soy Nisshoku, pero... ¿quienes sois vosotros?-.  El segundo contesto:-Yo soy Nikoláyev y vengo de Rusia. Pero me podéis llamar Niko-. Pierre se presentó a su turno: “Hola, soy Pierre Dubois, Francés.”.  Nisshoku no parecía tener muchas ganas de hablar (Pierre, que tampoco hablaba mucho, lo entedia) pero para hacer buena figura, el francés intento empezar una conversación con Niko. “Tenía amigos rusos en Francia. Eran muy simpáticos. ¿En que parte de Rusia vives?”  

En la sala individual

De repente, las conversaciones acabaron con un anuncio del Capitan Sokichi: pronto habría otro entrenamiento. Pierre ya se había acostumbrado a estos, aunque no le iban muy bien: en su opinión, probablemente sería uno de los tripulantes con el menor MARS Ranking. Los oficiales llegaron poco después del anuncio. La comandante de la segunda división, Michelle K.Davis, eligió las personas de la mesa en la que estaba Pierre. Su inquietud aumento cuando  se dio cuenta por los comentarios de la oficial que este entrenamiento iba a ser “especial”, ya que a Pierre no le gustaban las situaciones fuera de su rutina. Aun así no tenía elección y era un entrenamiento: no le podía pasar algo grabe… ¿O sí? Tomo sus fármacos y se detuvo antes de la puerta de una sala que nunca había visto. Las cosas serias iban a empezar: por fin Pierre iba a saber si, despues de estos años de preperacion, estaba listo para ir a Marte...

Pierre Dubois

Organismo Mosaico : gusano de velvet
Edad del PJ : 21
Mensajes : 31
Terra-Points : 583
Edad Real : 17
Nacionalidad : frances y espanol (vivo en Uruguay)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Mensaje por Rahab el Jue Sep 17, 2015 11:05 pm


Un día para la "graduación" física
"Aviso previo".

Zona: U-NASA
Clima: Soleado.

Las últimas pruebas físicas empezaban para aquellos que habían sido elegidos por "azar del destino" para superarlas. Las compuertas de cada una de las aparentes salas individuales se fueron abriendo al unísono a la par que los tres agentes daban sus primeros pasos para proceder a entrar. La temperatura totalmente templada de la mayoría de salas los acogió delicadamente en su bienvenida y sus pasos se hicieron eco debido a la gran amplitud de las habitaciones. Las tres salas estaban rodeadas de cierta aura de misticismo que se veía incrementada por la densa oscuridad que impedía ver con soltura más allá de tres palmos desde los morros de los agentes. Todos estos factores denotaban por si solos la importancia de estas pruebas y como de organizadas previamente habían sido por parte de los comandantes y el resto del equipo de inteligencia y técnico.

Tras pasar unos pocos segundos, una voz algo tímida tomó poder de la megafonía compartida entre las tres salas y procedió a exhibir un comunicado que presentaría el peligro al que deberían de enfrentarse en pocos instantes:
-Ee-eh... ¿Sí?...- se escuchaba recoger ciertos papeles y como otros se caían- D-de acuerdo, perdonadme p-por el lío... Ahora, los focos se encenderán y vuestras habilidades serán puestas a prueba... creo. ¡Y para ello! Oh, demasiado alto... Y-y para ello, las salas han sido estructuradas para que las podáis aprovechar inteligentemente contra quienes ya sabéis. -se aclaraba la voz- C-cuando terminéis, la prueba pasará al siguiente nivel...- se cortó la megafonía.
Aquella tímida voz que había notificado al resto como se acontecería la prueba final cesó, y fue entonces cuando aquella amenaza que todos conocían se materializó ante sus ojos.

Nisshoku ya podía presenciar la clase de complejo arquitectónico donde debería de ponerse a prueba. La luz de los recientes focos encendidos rebotó sin parar hasta que la sala al completo fue iluminada. Como si de un enorme esqueleto a escala se tratase, multitud de parapetos metálicos y plataformas se iban acoplando uno a uno hasta terminar formando una monumental torre de hierro que sería el paraíso para todo artista acrobático. Además, toda la sala estaba recubierta al completo de espejos que reflejaban la imagen de Yurei continuamente, consiguiendo que cada elemento que irrumpiera en escena se viera reflejado hasta el infinito. El voluminoso escenario pasaría a un presunto segundo plano cuando de repente, un impertinente y característico ruido que hacía presagiar lo peor, inundó por completo el lugar. A la lejanía, y proveniente de lo más alto de la torre de metal, se escuchaba como este sonido, "Jouh", se repetía continuamente, y a su vez, también lo hacía la imagen de tal negruzco ser que lo provocaba. Era un clon de terraformar pero no quedaba del todo claro cuantos de ellos eran. Así, la funcion de los espejos se mostró como enemiga, evitando que alguien normal e incapaz de ver más allá pudiera saber con certeza que era un reflejo y que una figura real. Decenas o incluso cientas de cucarachas, imágenes reflejadas o no, se dejaron caer al suelo. La figura de éstas eran algo menos corpulentas que las muestras extraídas de Marte, pero eso no impedía que compartieran el mismo comportamiento erradicador e irracional hacia los humanos. A la vez, y como un ejército totalmente sincronizado, todas se alinearon y miraron con ferocidad a Yurei, pero aún así, ninguna se disponía a atacar. ¿Quizás ya se habían dado cuenta de la ventajas que les proporcionaban los espejos? Sin duda su nivel de adaptación era increíble, y si Nisshoku no era capaz de detectar cual era la cantidad exacta y quienes eran los verdaderos clones, estos no le darían una segunda oportunidad...

Justo en la otra sala de entrenamiento se encontraba Pierre Dubois, uno de los numerosos integrantes de la división que comandaba el líder Joseph, que como los demás, había sido elegido presuntuosamente al azar para superar las últimas pruebas que se realizarían en el complejo edificio de la U-Nasa para dar las últimas pinceladas al meditado y necesario plan que se llevaría a cabo en Marte. La cegadora luz de los focos dió forma a la sala en la que el francés lucharía y se desveló como un enorme y alargado túnel que parecía no acabar nunca. La longitud de éste era casi ridícula, tanto que la poderosa iluminación proveniente de los focos no eran capaz de iluminarlo al completo para poder ver hasta donde se alargaba su final. Tras unos escasos segundos que podrían ser de mucho provecho y como si fuera una broma de mal gusto, los focos de la sala se volvieron a apagar sumiéndola en la completa oscuridad y dejando a Pierre, si no se había preparado antes, vendido ante el peligro. Las tinieblas y negrura del escenario poco tardaron en esfumarse cuando de nuevo se encendieron las luces, dejando ver un rostro totalmente inhumano en la cara de un clon de terraformar que había aprovechado los segundos de oscuridad y su gran fuerza explosiva y velocidad para intentar situarse a pocos metros de Pierre. Desde lo más oscuro y remoto de aquel extenso conducto, se dejaron ver de nuevo otras dos siluetas de clones que corrían feroces a todo velocidad portando en sus manos derechas uno un garrote y otro una piedra para usarlos como armas. La posición de estos dos nuevos clones era algo más lejana respecto a Dubois de la del anterior, a poco menos de 25 metros, pero si el subordinado de uno de los legados del Clan Newton no actuaba con suma rapidez mental y frialdad y no aprovechaba sus habilidades para sacar la máxima ventaja posible de esta situación, se vería sobrepasado por la terrible fuerza que presentaban estos formidables enemigos, teniendo que encajar varios de sus duros golpes.

La tercera y última sala era la correspondiente para que el miembro de la división Rusa dotado con la operación mosáico de una de las más fúnebres mantis, el joven Svyatoy, diera rienda suelta a sus habilidades en la dura prueba que le acontecería. El ambiente gélido, al contrario que las reguladas temperaturas del resto de salas, era solo un preámbulo para lo solitaria y fría que se encontraba el resto de lugar, dando una imagen previa pero no de real de que el entrenamiento del ruso había sido descuidado en contraparte a sus dos compañeros de distintas divisiones. Era completamente normal, sin ninguna modificación del terreno y sin estructuras complejas, como si se tratara del lugar blanquecino al que asistieron los agentes los primeros días de adaptación a sus nuevos organismos, una sala de lucha como otra cualquiera, sin muchos alardes pero donde los pequeños e interesantes detalles de la batalla que estaba a punto de suceder pesaban más que las primeras impresiones. Los luces frías de la sala se encontraban atenuadas, de forma que solo eran capaces de iluminar de forma tímida la gran mayoría del terreno, quedando las alejadas esquinas completamente oscuras y fuera de la visión de alguien común, por suerte, no era así quien estaba en la sala. Y precisamente, y porque así lo dictaminaban los examinadores de las pruebas para darles un toque de mayor sorpresa a éstas, de dos de las esquinas surgió aquel enemigo que ya se hacía de rogar. Lentamente y con suma parsimonía, dos clones de terraformars aparecieron. Las habilidades del participante y como así también su estilo de lucha habían sido estudiados para beneficio y espectáculo del combate, y era por ello por lo que la masa muscular de estas dos cucarachas había sido aumentada notablemente, llegando a ser mucho más corpulentas que el resto. Resultaba increíble como de la nada y tras un par de "Joujs", aquellos insectos ya habían compartido ideas sobre lo que ocurría, consiguiendo organizarse en solo un par de segundos. La por muy poco pero mayor de las combatientes se quedó de brazos cruzados, renegada, mientras que la otra caminaba hacia su adversario a la vez que una macabra sonrisa, que deletaba por completo lo crueles que podían ser estos seres, se formaba en su cara. Era un encuentro de auténticos tanques, donde la cucaracha tomó la iniciativa intentando propinar un contundente golpe en el abdomen de Nikoláyev, con la intención de continuar si éste no respondía rápido...

"Las pruebas finales habían comenzado. Los tres miembros de la U-NASA y tripulantes de la futura nave que viajaría a Marte para realizar una misión casi sucida, el Annex I, acababan de encontrarse cara a cara contra las figuras de los previos diablos a los que deberían de hacer frente en sus correspondientes salas que se idearon de tal manera para sacar el máximo de los tres. La graduación física daba comienzo y con ella, el primer paso de la humanidad hacia la victoria"

Directiva: Terminar el examen final físico de la U-NASA.
Objetivo actual: Derrotar al correspondiente clon de Terraformar.
Inventario: 3 fármacos.




...



Rahab

Edad del PJ : 0
Mensajes : 24
Terra-Points : 618
Edad Real : 100
Nacionalidad : Johj

Ver perfil de usuario http://tf-amazing-break.foroespana.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: "Un día para la "graduación" física" [Nisshoku, Pierre, Nikoláyev, Ryu & Krešimir] {Rol}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:18 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.