Bienvenido -izquierda, primero- o3o
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 21, 2015 2:39 am.
Imagen últimos temas izq
Últimos temas






--
--
-

HERMANOS


The Last Breath RPG


ÉLITE


-
Créditos
CRÉDITOS


Todos los créditos en cuanto al contexto general del foro es del manga serializado en la revista Young Jump de la editorial Shūeisha. Guionizado por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana. Al igual que se han tomado referencias del anime de Terra Formars para la creación de éste foro, no nos pertenece la historia pero si nos hemos basado en ella además de que se pueden presentar ligeros cambios en hechos relacionados con las apariciones de Terra Formars, muertes de personajes y situaciones canonicas de la serie para una interactividad más efectiva. Las imágenes, sonidos y material en general de la serie/manga de Terra Formars no nos pertenece y sus créditos son a sus respectivos autores (incluyendo imágenes que no pertenezcan a la serie) sacadas de páginas conocidas como Zerocha, Devianart, Google, Tumblr, entre otros; lo que sí proviene de nuestro esfuerzo son algunos gráficos, tablillas elaboradas con ensayo y error además de contar con tutoriales y referencias. El plagio está prohibido en el foro pero si desean algún código en general pueden pedirlo con confianza, esto con la finalidad de evitar molestias tanto para nosotros como para la comunidad rolera. PD: Algunos de los códigos que se encuentran en el foro se desconocen sus autores originales dada a la desaparición del miembro del staff que los incluyó. Si alguien ve algún código de su autoría, que no dude en comunicarlo para acreditar a sus creadores.
JOHJ.

Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Diarmuid Campbell el Lun Mayo 11, 2015 7:49 am

FAVOR LEER:
El staff me dio permiso de en este rol poder usar 5 terraformars
Tomándome de la barra que está en el guardarropa, el cual está fuertemente puesto empiezo a hacer algunos ejercicios de estiramientos, termino después de unos minutos; este ejercicio era habitual hacerlo en la celda y en ese entonces era un tubo de gas o ¿era de agua?, no recuerdo bien, en fin.
Después de terminar y darme una ducha en la cabeza, esto del lavamanos del baño anexo, el cual solo tienen este lavamanos y sanitario, terminando mis actividades regulares me siento en la cama, quedando claro el punto que hasta este punto no tengo prenda alguna, como dije era habitual hacerlo y luchar contra viejas actitudes…es enseñar nuevos trucos a perro viejo.

Terminando mi momento de meditación me pongo en pie, levanto mi colchón y tomo la cantinflera, destapo y realizo mis plegarias con un gran sorbo del agua de vida, terminando mis meditaciones camino al mismo guardarropa donde hice mis ejercicios y del suelo tomo mis ropas, las coloco con rapidez.

Mas esta vez, me pongo el traje completo esto es la coraza, las espinilleras, brazales y el resto; quedando entre dicho que es todo el uniforme viejo de este proyecto, solo las botas son del nuevo proyecto y salgo, afuera esta Lotte; la chica rubia que ha sido parte del proyecto suizo desde hace un tiempo ya y esta misma rubia de cabello largo, peinado en una especie de bola sobre la nuca donde su largo cabello esta enredado…nunca he entendido estos peinados, envuelta en un traje sastre de color vino y una mesa de trasporte, ahí están las Gae Dearg y la Gae Buidhe mis lanzas de batalla.

Lotte dice que el enfrentamiento es más duro, así mismo algo que me hace enojar –en otras palabras debo ser niñera de un niño estúpido…- Lotte interrumpe mi momento diciendo que es niña, gira la Tablet que sostiene mostrándome la imagen de una mujer, mi respuesta inmediata es un lijero silbido de la chica de cabello azul –entonces Lotte porque no me dices sus medidas…-  la chica acostumbrada levanta elegantemente su dedo medio y ordena por última vez que lleve las lanzas.

Sonriente; más por el gusto de enfadar a la rubia, tomo la primera, la llamo Gae Buidhe y es un arma que tiene un tono dorado y esta es peculiar, puesto que es extensible; mientras parece una espada corta con un mango grueso, esta va en una funda de la diestra, la cual es fácil de extraer con un movimiento rápido de mi derecha misma, la otra llamada Gae Dearg es una lanza con un recubrimiento rojizo, esta es ya larga y sus dimensiones son de 1.5 y 2 metros respectivamente, la Dearg se coloca en un arnés que cruza mi espalda pero no interrumpe el desenvaine de la Buidhe, así mismo la Buidhe no interrumpe el desenvaine de la Dearg…además acuñado a mi propio entrenamiento, son ya extensiones de mi cuerpo.

Asi pues camino por el pasillo bien armado hacia el centro de siempre, la diferencia entre la U-NASA y Saint Marie es que no soy escoltado por guardias armados, así también en la misma U-NASA, que bien…digo para mí, en el camino Lotte me dice que al ser en parejas los doctores suizos y rusos optaron por explotar a ambos, por lo que no será solo uno vs uno; la batalla es más abierta pensando en el desastre del BUGS así que serán 5 vs 2, este cambio repentino me hace sonreír; aunque no es nuevo ya ha habido peleas dispares 10 vs 4 u oleadas de 35 repartidos en 5 vs 5; no importaba como lo manejaran…siempre uno salía, siempre yo salía, que de diferente habría hoy, Lotte me da una bebida, esta misma es una bolsa de color bronce con un popote en ella y la dosis del dia, dos ampolletas –preguntare…- digo levantando las ampolletas, la mujer me dice que viendo lo pesado quizás tenga que usar ambas, digo mientras abro mi bebida, un delicioso desayuno de gelatina caliente con sabor a caldo de pollo…delicioso si te gustan las porquerías espaciales, al menos tengo otra bolsa con gelatina dulce también proporcionada por Lotte.

Llego al pasillo y es hasta donde Lotte puede venir, la mujer me dice que un tal Kamaitachi o Kamatochi será el observador hoy “otro amarillo” digo para mí, mientras camino por el pasillo hasta la sala de encuentro, entro hasta la sala que parece más un salón de clases y soy el primero, ni siquiera Kamakoshi está, por lo que tomo la lanza larga y la clavo en el suelo, en el asiento más cercano a la Buidhe me siento y espero a mi pareja, mientras subo mis pies en el asiento más cercano, todo mientras abro la bolsa con el popote de gelatina dulce, gelatina caliente pastosa que los doctores llaman bebida energizante, una mierda.

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Ekaterina Fleckeri el Vie Jun 26, 2015 8:27 am

Las gotas de agua descendían por su grácil figura generando en ella una refrescante sensación mientras el aroma a sándalo le saturaba los sentidos, la mañana había pasado sin contratiempos entre los ejercicios arduos y los rituales de alimentación e higiene que formaban parte de su rutina diaria desde hace ya más de quince años por lo cual ahora descansaba en su habitación, el sonido constante del reloj era lo único que marcaba el tiempo en aquella habitación mientras todo estrictamente colocado en su sitio dictaba lo contrario, no había gran diferencia con respecto a las habitaciones estándares del resto de los juguetes de investigación O.M. más que aquel sofá de respaldo alto colocado en la zona de descanso de aquel cuarto a un costado de la cama pulcramente tendida.


Tras verificar la hora en aquel reloj sobre la repisa y colocarse una pequeña toalla al cuello como única prenda tras aquella revitalizante ducha, tomo asiento en aquel sofá dejando entre ver una ligera sonrisa de satisfacción al ver el servicio de té sobre la mesilla de café próxima, una de las cosas que habían cambiado al ingresar en aquel circo eran los ridículos intentos por obligarla a tomar rutinas de relajación, suerte para ellos que  aquel té dulce de vainilla no estuviera nada mal  por lo que se  dispuso a seguirles el juego y tomarse unos minutos de descanso antes de continuar con sus actividades pre-programadas. Tan ensimismada estaba en aquel momento de introspección deleitando aquel dulce liquido que tuvo un imperceptible sobresalto al escuchar un ligero toque en la puerta por lo que tras cruzar una pierna sobre la otra y beber un ligero sorbo de aquella taza humeante dio el paso a quien sabia se encontraba del otro lado de aquella reforzada puerta de metal.


Una joven de cabellos oscuros y ojos afilado entro en la habitación con una aura cargada de autoridad y desprovista de emociones banales, su niñera de turno quien se había encargado de checar sus movimientos y respiraciones los últimos meses,  pero a diferencia de veces anteriores no se encontraba sola, el chico a sus espaldas destilaba un aire de incomodidad y nerviosismo, aparentemente  algún novato del sector administrativo, se compadecía de ella por tener que lidiar con plastas así por lo cual solo se dispuso a beber de su té, tratando de ignorar aquella repentina intromisión – Llevas aproximadamente cinco minutos retrasada Fleckeri, tu ¨examen de actitud¨ no tarda en dar inicio – exclamo completamente hastiada mientras reacomoda aquellos cristales frente a sus ojos mordiéndose el labio inferior tras inspeccionar  el precario por no decir inexistente atuendo de aquella molestia a su cuidado, y como si no fuera suficiente debería cuidar de su remplazo, lo único bueno de la historia, ya no tendría que coincidir con aquella mujer frente a ella ni por error, estaba realmente harta de aquella aura a muerte que desprendía esa mujer por los poros, ya sería problema del novato que aparentemente no se decidía entre taparse los ojos, voltearse a otro lado o seguir mirando, de momento le haría las cosas más fáciles por lo que sin miramientos estrello la carpeta con la información del entrenamiento contra su cara sin la más mínima compasión, acción que inconscientemente saco una ligera sonrisa en la dueña de la habitación ante aquel alarido de dolor, chasqueo la lengua mientras regresaba su vista a la rusa quine se recomponía de aquel desliz de satisfacción y volvía a ignorarles, completamente ajena a los dos intrusos en su habitación..


-Puedo preguntar, porque cada vez que entro a esta frívola habitación debo recordarte los estándares de vestuario requeridos para tus entrenamientos? – aquella molesta voz ya comenzaba a generar en ella  un cabreo tal que…. De momento trataría de aliviar tomando una de las pequeñas  vitaminas sobre la mesa justo al costado de la tetera de porcelana, - debo recordar que has sido vos quien ha entrado aquí sin más que un  ligero toque a la puerta- se empino la pastilla y la taza de te, sintiendo el calor quemar su garganta –tch calor- una ligera frustración la invadió  tras sentir el efecto calmante de aquel insignificante fármaco, tubo el deseo de morderse los labios hasta hacerse sangrar o de reventar aquel servicio de  te pero opto por ponerse de pie.


-perdona?- le interrogo aquella plasta que se hace llamar su supervisora  - que en este  asqueroso lugar hace demasiado calor y tu estúpida diatriba solo me genera migraña – Ignorando el estremecimiento de la mujer y sin el más mínimo pudor avanzo hasta posicionarse frente aquel compartimento  mientras su largo cabello conseguía ocultar solo lo estrictamente necesario, tomando con completo hastío uno de aquellos ridículos vestuarios que se hacen llamar uniformes, tan centrada estaba en colocarse aquella seudo-ropa que no pudo vanagloriarse en el terror que reflejaban aquellas pupilas oscuras pertenecientes a aquel mocoso, ya completamente consiente de aquel aire a muerte  que  rodeaba a aquella rusa a pesar de su bella figura y postura indiferente.


Llena de indignación y tragándose más de un insulto dirigido a aquella escoria humana que se hacía llamar soldado, salió de aquella habitación llevándose consigo al pasillo a aquel manojo de nervios y sudor frio que era aquel novato, comenzando a avanzar por el corredor una vez que Ekaterina les adelantara y avanzara ignorando su presencia una vez más, la odiaba como no tenía una idea pero más la repugnaba, de que asqueroso agujero la habían sacado?, miro significativamente a aquel novato para que reaccionara y leyera el informe que con el humor que se cargaba seguro terminaría incordiándola mas y ya no confiaba en el autocontrol  ni en los medicamentos que se le administraban a la rusa, sobre todo en aquellos que se incluían en su comida y en sus bebidas.


- E-e-el entrena-namiento se lle-llevara a cabo en la sala de entrenamiento de co-co-combate en condiciones desfavorables- continuo enumerando y remarcando los avisos acostumbrados con tal corte que su primera reacción era estrellar su cráneo contra la pared, por lo que antes de cometer una acción que podría encerrarla nuevamente sin retorno prefirió jugar con él un poco por lo que cambio su postura indiferente al caminar cruzándose de brazos y sonriendo ligeramente de manera atrayente – eso está muy bien encanto …pero por que no vamos a lo principal, no te enfades dulzura pero ….tengo unas ganas tremendas de…. -Sin miramientos ni cortes e ignorando la mirada sorprendida de su niñera estúpida acaricio la mejilla de aquel chico nuevo quien rápidamente paso del blanco al rojo intenso – hacer saltar tus globos oculares de sus cuencas al estrellar tu cabeza contra  el suelo – sonrió con satisfacción al ver el rojo escapar tan pronto como había subido a sus mejillas, alcanzando un tono tan pálido que realmente le satisfacía, completamente relajada ante el pequeño entretenimiento pudo expresar un ligero suspiro de satisfacción al escucharle temblar y rebuscar en la carpeta con desesperación, enumerando los objetivos principales de manera atropellada – Al parecer tendrá un compañero de entrenamiento se-se-SENORA!! – dejo que uno de sus mechones de cabello tapara uno de sus ojos y que su sombrero se inclinara hacia el frente, entrecerrando los ojos y dándole un aire atemorizante, perfecto, ahora no solo tubo que lidiar con esas dos plastas si no que aparte de lidiar con ese adefesio marciano tendría que trabajar con algún otro juguetito destinado al ANNEX.


-Diarmuid Campbell, del escuadrón Euro-africano al parecer... – solo pudo escuchar el repentino forcejeo entre su niñera y el novato, aparte de unas cuantas exclamaciones de descontento y comentarios mordaces en contra del susodicho y su forma de lidiar con las misiones, casi creyó escuchar un ¨podría ser peor o mas peligroso¨, pero lo ignoro al poner un pie dentro de aquella sala mecanizada.

Ekaterina Fleckeri

Edad del PJ : 0
Mensajes : 18
Terra-Points : 587

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Diarmuid Campbell el Mar Jul 21, 2015 4:09 am

Bostezo al momento que la puerta se abre, una mujer de cabellera negra es la primera seguida por una mujer de cabellos blancos, casi azulinos entre los juegos de luces y sin pensarlo levanto la mano al comandante –entonces… ¿esta es la vieja que me toca cuidad?- pero el hombre no dice nada solo empieza a explicar algo de defensa, algo de ataque en conjunto y algo más de superioridad numérica de los jous.

Suelto un largo alarido y miro al comandante –más fácil…en resumen diga que soltara un grupo de jous y vera que tan rápido se muere esta…- señalo a la mujer mientras sigo hablando –y que tan rápido los mato yo…simple…- dije poniéndome en pie y acomodándome las armas, procedo a bajar ignorando a las mujeres, así como al líder del proyecto.

Camino hasta la puerta, mientras el hombre me detiene y me dice que me presente; agrega algunas cosas como el compañerismo y esas cosas, cosa que me hace tronar los dientes y girarme a ver a la mujer –Diarmuid…- es todo lo que digo, pero el comandante vuelve a detenerme y obligarme a presentarme –está bien…carajo…Diarmuid Campbell…del grupo irlandés y negros…- el hombre replica y dice bien el nombre del escuadrón, dicho esto me giro a esperar a la mujer en la puerta.

-lo diré rápido…se niña buena y quédate atrás…-dije con soltura y con la misma expresión molesta que siempre he tenido –así como las damiselas y deja que termine…que saquen mil cucarachas, no son nada de lo que hicieron en Suiza…- comento mientras espero que la puerta se abra, entonces el acceso nos permite entrar y estamos en un cuarto más grande que los anteriores usados, igual tienen un botón en medio y las mismas reproducciones, esas estupideces de los terraformars, operaciones, controlado, bombas bla bla bla

Me quedo en silencio, mientras estoy de pie al botón entonces después de un tiempo me giro a ver a la mujer -¿Qué esperas?... ¿invitación para cenar?- digo señalando el botón, esperando que esta lo presione, mientras sé que en el área de observación los ancianos doctores han de estar gritando enojados por ese inicio alentador, al menos los suizos de mi equipo.

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Ekaterina Fleckeri el Dom Ago 02, 2015 10:17 pm

Se adentró en aquella habitación pasando de largo de su supervisora y del resto de individuos , socializar jamás sería una de sus prioridades – quien lo suficientemente cuerdo le hablaría a un insecto- rio ligeramente para sus adentros mientras tomaba asiento en la única banca del lugar generando sin darse cuenta una aura oscura a su alrededor, podía escucharles ladrar por lo que se limitó a observar a los que serían los supervisores del entrenamiento y las consolas de monitoreo con apatía y desinterés, no le importaban esas trivialidades antes de la diversión solo regodearse en el deseo y el placer de esparcir las entrañas del enemigo en la arena era suficiente,  se cruzó de piernas elegantemente, cruzándose de brazos tras acomodar su boina blanca, prestando por fin atención al mocoso con hedor a alcohol esperando para sus adentros de que no fuera el mentado compañero de entrenamiento del que hablaban antes sus niñeros.

-Cacareas demasiado para ser una serpiente mocoso – expreso casi al aire asegurándose perfectamente de que le hayan escuchado con vos cautivadora y profunda, casi rayando en la diversión sádica , pudo percibir el ligero sobre-salto y la tensión de su supervisora mientras ignoraba aquel punzante dolor en sus cienes que no era más que una suave caricia a su margen de dolor personal, podía apreciar como contenía el aliento esperando su reacción, después de todo previo a los entrenamientos se le administraban supresores temporales de los narcóticos para que estos no influyeran al momento de la batalla y así sacar buenos datos. Tras aquello volvió a pasar de todo en general  incluso de los ridículos esfuerzos del supervisor del escuadrón Euro-africano para que se presentara apropiadamente, resultando en un asco de primera impresión por cierto, su propia supervisora ni siquiera la volteaba a ver, consciente de que esas cosas le importaban un carajo, perfectamente entrenada en contra de su voluntad  y completamente a su favor,  sonrió al observar el marcado disgusto del supervisor contrario ante su silencio y la presentación formal  de sí misma realizada por su niñera.

Paso de ellos poniéndose de pie  lo justo para alcanzar a caminar a la puerta y entrar en el momento preciso en la que esta se abriera, estaba segura de escuchar un zumbido molesto a su costado pero no le presto la más mínima atención, algún insecto molesto andaría por el lugar. La enorme cúpula de entrenamiento era el único lugar rescatable de u-nasa, el único lugar que la complacía realmente,  le recordaba tanto a su ¨hogar¨. Pudo sentir con verdadera satisfacción como por fin los narcóticos se diluían en su sangre abandonando aquel limitante sopor, revisando con anticipación  el cilindro de fármaco perfectamente colocado a la cadera, unido con una manguera a una pipa antigua larga y estilicida listo para una deliciosa calada –Ya has terminado de sisear viborita? …. Por cierto….regla número uno – aprovechando que aún no se habían administrado ninguno de los dos el fármaco lanzo una patada directa a la quijada de su ¨adorable compañero¨ -no recibo ordenes de criaturas que se arrastren para sobrevivir- sonrió maquiavélicamente pasando de aquel botón -si tanto te apetece ¨acabar¨ tan precozmente con tan deliciosa faena, vas lento y ….si tanto deseas invitarme a cenar podrías unirte a la fila y esperar sentado – la sangre corría a una velocidad vertiginosa por sus venas, la adrenalina del inminente combate le llevo a sonreír con completa libertad por fin libre de aquel lacerante dolor en su cabeza, por lo cual se limitó a llevar aquella pipa a su boca con deliciosa anticipación.    
[center]Sin intencion de ofender mi Shekh ma shieraki anni[/center]:

Ekaterina Fleckeri

Edad del PJ : 0
Mensajes : 18
Terra-Points : 587

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Diarmuid Campbell el Lun Ago 03, 2015 7:36 pm

A este punto no negare algo, que la rusa que me tocaba cuidar era atractiva; largas piernas y buenas tetas –venga perra…mejor menea la cola a los jous de adentro…quizás ese sea tu poder…- dije con soltura y la reprimenda de Lotte no se hizo esperar, mi respuesta fue tomar la cara de la niñera que tenía con mi mano entera y tirarla lejos de mí, entonces ya después de todo esto aunado a los gritos de los doctores ancianos fue la terminación de nuestro primer encuentro

Nuestros uniformes eran diferentes, nuestros países también, nuestros grupos también…pero entre todas las diferencias había algo que teníamos en común; que yo quería matarla tanto como ella quizás a mí también, entonces entrando en el domo empezó la explicación de siempre auspiciada por la rubia de senos grandes, eso era algo que me importaba un bledo y mientras tomo la jeringa con el suplemento para explotar la fuerza bestial que tengo en mis venas.

Mientras juego con la jeringa entre mis dedos, la mujer habla de sus reglas y antes de poder contestarle recibo de lleno una patada, el golpe en mi quijada es potente aunque no me derriba me hace moverme hacia atrás y por desgracia hacer caer mi jeringuilla; muevo mi lengua entre mis dientes y escupo el juego de sangre con saliva, al momento de sonreírle a la mujer –aaaah… ¿Qué paso?... ¿acaso un mosquito me pico?...¿o era una avispa?- tomo mi lanza, la cual giro con fuerza y aumento su fuerza centrífuga, entonces en el momento menos indicado descargo toda la fuerza en el rostro de la rusa, teniendo especial énfasis en golpear su boca con la pipa que tiene en los labios.

-mosquito…avispa…ambos mueren igual…- digo sonriente mientras soporto la lanza sobre mi hombro, al tiempo que llevo mis dedos a mis labios para lanzarle un beso a la chica todo con una sonrisa mezquina y malévola; tomo la jeringa en mis manos de nuevo y sigo mirando a la chica -¿esperar sentado?...amor lo que me estorba lo quito y si no…lo aplasto…así que no me estorbes- digo inyectándome la jeringa en el cuello y lanzando el envase vacío cerca de la mujer, mientras el cuadriculado característico de nuestras operaciones hace acto de presencia, en mi caso ver a la chica con ojos dorados con niñas en característica forma viperina, mientras escucho las puertas abrirse –ah…si…los Jous…los había olvidado…- digo mientras pienso como estarán los doctores tras los cristales gritando como enloquecidos, ademas de ver que aparte de mi, había otra chica problema y explosiva...poner dos bombas juntas quizás no era la mejor opción

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Ekaterina Fleckeri el Dom Ago 30, 2015 9:22 pm

Pudo degustar el delicioso sabor metálico de su propia sangre, ya tan olvidado en su memoria que la satisfacción de sentirse mortal por breves instantes impidió que la ira nublara su juicio y arremetiera contra aquel idiota –interesante, para la próxima evita los juguetitos -  sus ojos se ocultaron bajo aquella boina blanca y sendos mechones de cabello  azulados y aquella sonrisa ladeada previa a aquel intercambio de opiniones ahora se desfiguraba en una sádica expresión de anticipación – ya estas grandesito para esas cosas-.  Ignoro el insignificante rasguño en su mejilla tras negarse a sí misma a trastabillar, después de todo su ego ya se hallaba ligeramente herido tras descubrir su rostro ladeado por aquel impacto, cuando fue la última vez que una pobre alma se atrevió siquiera a tocarla, no lo sabía, pero la osadía de aquella viborita le divertía en demasía.


Llevo una mano a su cintura prestando atención a la transformación de su nuevo estorbo personal mientras habría el compartimento en su uniforme y desechaba aquel dispositivo para el fármaco, después de todo solo lo llevaba consigo por formalidad – al menos uno no termina como un bello cinturón Irlandés – tomo uno de los sobres con fármaco de recambio para aquel inservible dispositivo ya en el suelo de aquel domo  -deja de sisear viborita, no te han dicho que los hombres demasiado habladores son poco atractivos? - vacío su  contenido en el dorso de su mano en un línea para inhalarlo casi saboreando la indignación y el estrés de  los supervisores rusos ante el inapropiado uso de aquel polvo, si por ella fuera solo lo tragaría en lugar de fumarlo, sin embargo, al parecer inhalarlo era más eficaz de esta manera pudiendo sentirlo correr por su sistema nervioso a una velocidad vertiginosa mientras sus ojos se tornaban del color del carbón, tan oscuros, enmarcados por sus claras pestañas y aquellas muescas más parecidas a bellas  quemaduras en sus mejillas, su visión se tornó en un plano oscuro lleno de márgenes de movimiento.


-Estorbar?  Acaso ensayas ese dialogo todos los días frente al espejo o algo así?- rio completamente sorprendida ante tamaña ocurrencia desplazándose de un salto a cierta distancia buscando un mejor plano de acción, si bien amaba destrozar a sus víctimas, el placer del intenso dolor era aún más reconfortante por lo que ya se encargaría de enseñarles a aquellas insensibles criaturas lo que significa la tortura, con tanta pasión como su amado líder de escuadrón desea enseñarles lo que es la palabra terror. Observo a la viborita con atención, después de todo a veces es necesaria la carne de cañón para alimentar el ambiente del espectáculo- a los espectadores les encanta ver cuerpos siendo destrozados sin piedad antes del platillo principal- se relamió los labios ya perdida en aquellos deliciosos recuerdos de huesos al romperse y sangre bañando las paredes de la arena, disfrutando de la aparición de aquel escenario simulando un ambiente marciano con arena tan roja, suspiro con anticipación ante la deliciosa sensación en su cabello ahora sensible al contacto con las ráfagas de aire de aquella simulación, ya se encargaría de utilizarlas a su favor - solo asegurate de no aburrirme viborita- aquella sonrisa no abandono sus labios, despues de todo por esas criaturas es que seguía allí.

Ekaterina Fleckeri

Edad del PJ : 0
Mensajes : 18
Terra-Points : 587

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Diarmuid Campbell el Lun Ago 31, 2015 4:18 am

Miro a la chica y su monologo, la chica entonces decide usar su segunda forma de tomar el fármaco –hey…- digo con media sonrisa en mis labios –no sé con qué tipo de hombres te revuelcas…pero suelo hablar mucho…incluso bajo las sabanas… ¿si quieres te muestro?- comento girándome y sigo sonriente –aunque contigo…quizás me muera de frio…- comento mientras una de estas criaturas la tengo a nada, cruzo las lanzas para recibir el golpe y derrapar por la…bueno la tierra del holograma, mientras que la voz de la tipa de tetas grandes suena por el altavoz…mismas reglas y por ello no es necesario decir nada más.

Mantengo mi fuerza para no caerme, mientras que con un giro de mi cadera hago que este jou se aleje de mí, suspiro con fuerza y miro a la chica avispa –no todos los días…pero siempre lo hago mejor…otros pierdo el tiempo en otras cosas- encajo la lanza en el suelo y muevo mi cadera golpeando mi entrepierna con la lanza, con esto le doy un mensaje de como pierdo mi tiempo y siempre manteniendo mi sonrisa.

Reacciono cuando dos jous invaden mi espacio, doy una patada a la lanza encajada que viaja para golpear el pie de uno y hacerlo errar el golpe, el aire de su golpe errado es un brisa mientras que muevo mi segunda lanza y encajar la punta en la cabeza de la misma, obviamente que esto no le matara pero suelto mi segunda lanza para tomar el arma, la cual tiene el jou encajado, le doy la espalda a este e inicio una presión en mi cadera y piernas –y tu…- digo mientras que uso mi cuerpo como el soporte de una catapulta, mi lanza como el brazo y el jou como la municion de la catapulta, la fuerza con la que la lanzo es tal para que el jou llegue con la chica –querida…no mueras en el primer intento…- dije mientras suelto la bestia, al tiempo que giro mi lanza para “limpiarle” la porquería que tienen estas mierdas dentro.

Haciendo este acto tomo mis dos armas de nuevo, girándome en una pose que imita a las víboras y teniendo mis armas en lo alto, miro todo el panorama y cuento en la ecuación a una “gelatina” enojada, definitivamente esto será bastante divertido y cabe aclarar que aun no he mostrado mis armas "naturales".

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paddy Wacked v Krasnaya Mafiya

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:16 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.