Bienvenido -izquierda, primero- o3o
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 21, 2015 2:39 am.
Imagen últimos temas izq
Últimos temas






--
--
-

HERMANOS


The Last Breath RPG


ÉLITE


-
Créditos
CRÉDITOS


Todos los créditos en cuanto al contexto general del foro es del manga serializado en la revista Young Jump de la editorial Shūeisha. Guionizado por Yu Sasuga e ilustrado por Kenichi Tachibana. Al igual que se han tomado referencias del anime de Terra Formars para la creación de éste foro, no nos pertenece la historia pero si nos hemos basado en ella además de que se pueden presentar ligeros cambios en hechos relacionados con las apariciones de Terra Formars, muertes de personajes y situaciones canonicas de la serie para una interactividad más efectiva. Las imágenes, sonidos y material en general de la serie/manga de Terra Formars no nos pertenece y sus créditos son a sus respectivos autores (incluyendo imágenes que no pertenezcan a la serie) sacadas de páginas conocidas como Zerocha, Devianart, Google, Tumblr, entre otros; lo que sí proviene de nuestro esfuerzo son algunos gráficos, tablillas elaboradas con ensayo y error además de contar con tutoriales y referencias. El plagio está prohibido en el foro pero si desean algún código en general pueden pedirlo con confianza, esto con la finalidad de evitar molestias tanto para nosotros como para la comunidad rolera. PD: Algunos de los códigos que se encuentran en el foro se desconocen sus autores originales dada a la desaparición del miembro del staff que los incluyó. Si alguien ve algún código de su autoría, que no dude en comunicarlo para acreditar a sus creadores.
JOHJ.

Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Lun Mayo 11, 2015 7:02 am

Una figura camina por uno de los pasillos, lleva arrastrando una hacha esta de una caseta anti incendios violada, la figura misteriosa llega hasta el comedor y camina hasta la cocina, abre de una sonora patada la puerta y sigue su camino hasta el gran frigorífico.

Frente a este se detiene, observa la robusta puerta de acero y los candados, coloco el hacha en la isla mas cercana, esta misma tiene algunas cacerolas y uno que otro sartén - Musha rain dum-a-doo dum-a-da, Musha rain dum-a-doo dum-a-da- digo mientras que tomo el hacha y lanzo el primer golpe, el refrigerador suena y más el candado, le asesto tres golpes antes que ceda y se parta - Whack for my daddy, oh- digo cuando jalo con fuerza el candado y lo lanzo quien sabe dónde.

Mientras para entonces me preparo para golpear el otro - Being drunk and weary I went to Molly's chamber…Takin' Molly with me but I never knew the danger- digo cantando, al tiempo que doy intervalos de golpes de cercen, el segundo candado es difícil de sacar y parto un poco la puerta.

Lanzo el candado cuando llegan dos guardias, sé que estos se movilizaron pero al verme uno se enoja y el otro ya sabía de mis…momentos, así mismo un tercero arriba y ve el daño –si…si…cuando termine esto pueden también comerlo- digo ante todo lo que dicen, además añaden que los daños y gastos…lo cargan a la cuenta del centro de investigación suizo y el gobierno suizo.

Asi los guardias se retiran, estos con la promesa de mi boca ahora a todo esto no he dicho nada de mi persona, además del hacha que use para hacer…mi venta personal, solo llevo el pantalón oficial del BUGS 2, descalzo y sin camisa; esta por el hecho de estar en una sola pieza de mi uniforme está colgando desde mi cintura, como si yo fuere una serpiente y mi uniforme mi piel la cual estoy mudando, esa es mi apariencia.

Ya dicho lo anterior, levanto el ultimo pestillo y abro el pesado refrigerador, miro entonces el interior del mismo y sigo tarareando mi canción, la cuenta en primera persona la historia de un bandolero que es traicionado por una mujer, la cual no es seguro si es su esposa o amante…una autentica canción de la isla esmeralda.

Camino por la cocina hasta otro frigorífico el cual abro con intensa violencia, igual al anterior y este se abre para darme acceso a lo más amado que alguien de mi nación y posición aprecia –whiskey in the jar-o…- digo mientras tomo una botella, observo su contenido.

Ahora pues, quizás mi nocturna intervención en horario no apto de uso de la cocina levanto algo más que los guardias; pero puedo añadir que eso ahora…me tiene menos preocupado al final…yo no pago por el alcohol derramado, es uno de mis pensamientos mientras empiezo a poner las botellas del agua de vida en la mesa más cercana.

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Mensaje por Nisshoku Yurei el Dom Jun 07, 2015 8:26 pm



La rutina es un modo de vida que poco a poco va apresando en la monotonía a las personas que se ven tentadas por no cambiar sus costumbres de vida y que va haciendo cada vez más pesado e imposible realizar actividades fuera del horario establecido pese a que es algo necesario para luchar contra el aburrimiento crónico. Algo por el estilo le sucedía a aquel que siempre se encontraba trasnochando en su habitación delante de una pantalla, que no tenía una rutina establecida por su trabajo, sino por su modo vida, y que una de esas noches, mientras vagaba por los pasillos del gran edificio donde se hospedaba, se vió atrapado y extraído de lo común por contundentes golpes provenientes del lugar más placentero posible...
La cocina. 


Apagado Forzoso

Soundtrack:

Nisshoku, quien ya se había ganado el mote del fantasma del pasillo por sus habituales y nocturnas salidas que no tenían sentido ni rumbo alguno, se encontraba seguiendo la misma rutina de siempre, sentado en su habitación con las piernas flexionadas sobre el asiento y tecleando con fiereza a la par que hacía el intento de no caer rendido sobre el teclado digital de su equipo. Como de costumbre, trabajaba sobre el código fuente de los archivo de su sistema operativo abierto que contaba de total libertad de ajuste, básicamente porque ese S.O era marca de la casa del propio Yurei. Habitualmente, o mejor dicho en el pasado, solía trabajar en cosas personales como ésta y que por nada compartía, eran privadas en la sentido más estricto de la palabra. Detrás de un diseño totalmente vanguardista y sin reparar en gastos, su equipo escondía problemas severos para solventar la carga energética que consumía Sho en contraparte de la poco más que necesaria que llegaba de la fuente de alimentación, así que, cada cierto lapso de tiempo no muy amplio, dejaba de funcionar correctamente, se sobrecalentaba en demasía y en pocos minutos se apaga interrumpiendo todo lo que estaba haciendo la persona que lo utilizara. Precisamente, esta persona trabajaba para intentar solucionar de alguna manera del problema para obtener el tiempo necesario para salvar todo lo realizado y ,así, escribiendo sobre sencillas líneas de texto, intentaba programar un pop up emergente que avisara de la subida de temperatura del equipo, uno de los síntomas que señalaban que se iba a apagar inminentemente.

De repente, y como si algún ser superior lo dictaminara así, el ordenador de Sho se apagó en sus narices, sin darle tiempo a terminar de programar aquel pop up que solventaría a medias los problemas de sobrecarga internos. Ahora con el monitor apagado, la habitación se quedó completamente a oscuras, y cuando el pelirrojo fue a abrir su ventana para que llegara algo de luz solar se dió de morros conque era de noche, aún así aprovechó que la ventana estaba abierta para tirar el teclado por ésta en un momento de frustración por haberlo perdido todo, seguramente después pidiría uno nuevo en recepción pero éste sería de menor calidad y rompería con el pensado diseño del resto del equipo. Tras tirarlo por la ventana se quedó paralizado por la inmensidad de luces y la amplitud de terreno que le correspondía a la U-Nasa, aunque rápidamente se vió obligado a volver sobre sus pasos cuando detectó que el teclado había caído justo en la cabeza de alguien, dejándolo por consecuente inconsciente y tirado en el suelo de algún aparcamiento. Volvió a cerrar la ventana y se atrevió a encender una pequeña lamparita que había dejado justo en un pequeña mesita al lado de la cama, la luz de ésta hizo reflejarse a Nisshoku en el espejo aunque se encontraba como siempre en su habitación, con su pantalón de traje, una camisa morada con las mangas retorcidas y un corbata mal ajustada y floja que caía desde su cuello. -Ooh...- se dejaron escuchar ciertas palabra de cansancio por parte de Yurei. Dejando la lámpara encendido salió de la habitación tal cual iba, no sabía muy bien por que pero le gustaba pasear por los pasillos durante la noche, lo solitarios y fríos que se encontraban lo atraían enormemente.


Hachazos de un psicópata

Soundtrack:

Caminaba como ya era habitual en su nueva vida por los largos y recónditos pasillos de la U-Nasa. Impulsado por el aburrimiento y la desgana se iba dejando caer sobre las paredes de los corredores y casi siempre se arrastraba casi por los suelos cuando llegaba al final de estos. De pasillo a pasillo y tras bajar un par de escaleras, Nisshoku llegó al ya conocido Hall Principal que servía como centro de reunión para los nuevos integrantes, se hacían las entrevistas o seudoreuniones previas a alistarse e incluso se informaban a los nuevos de las instalaciones y lugares de los que disponía la U-Nasa para realizar todo tipo de actividades culturales o físicas. Para su sorpresa el salón se encontraba más repleto de gente y con mayor bullicio de actividad que de costumbre, pero en su mayoría por guardias que siempre vigilaban el complejo o las adormiladas recepcionistas que tan mal le caían a Nisshoku por no realizar su trabajo adecuadamente, aunque el sentimiento seguramente que fuera mutuo... A pesar de que varios eran los guardias que daban viajes de aquí para allá, la recepción se encontraba en completo silencio y solo un par de luces irrumpían en la oscuridad que propinaba la noche. A juzgar por el reloj central que se hacía de observar nada más entrar por la puerta principal, era ya bien tarde, seguramente que de madrugada. Yurei pensó en que no debería de hacer mucho ruido pero en ese momento llegaron a sus oídos fuertes golpes metálicos provenientes de la sala de la cocina, cruzando solo un par de pasillos. Se animó a buscar la fuente de estos sonidos juntos a tres guardias que también se vieron sorprendidos por la contundencia de los leñazos.

Cuando llegó a la puerta de la cocina simplemente se quedó esperando en ésta, sin arriesgarse sin tan siquiera un poco, a diferencia de los guardias que como su trabajo exigía se aventuraron a entrar para asegurarse de que la amenaza que escondían esos ruidos no fuera letal. Nuevamente Nisshoku se sorprendió por la tranquilidad que pudo ver reflejada en uno de los vigilantes al salir de la cocina pasados escasos unos segundos. Cuando éste también se adentró a entrar en aquella sala toda la emoción de saber a quien habían paralizados los "hombres de negro" se vino a abajo... era Diarmuid que portaba un hacha y por como se encontraba todo dedujo que irrumpío en la cocina a base de hachazos solo para conseguir... ¿Whisky? Después de todo había dejado la cocina abierta de par en par y el frigorífico que se podía ver al fondo de ésta carecía de los candados de seguiridad, los cuales estaban tirados por el suelo y que había roto numerosos platos y cubiertos. Aún se acordaba de la conversación que tuvo con este tipo tan egocéntrico, pero lamentablemente había sido de la más fortuitas e incluso más vivas desde que perdió a su hermana, todo porque pudo explicar su punto de vista de una forma tranquila y aliviada, aunque fuera desde la ironía y el sarcasmo para ocultar su vida lo máximo posible y solo dar efímeros detalles sobre él. Cuando se fijó en este sujeto se dió cuenta de que cantaba algo en inglés mientras que admiraba el líquido que contenía la botella, "cosas de irlandeses" pensó Nisshoku. Contra todo pronóstico y quizá por ver que nuevas sorpresas y estupideces le traería su amigo, Sho se acercó a la mesa en la que éste se encontraba casi desnudo y con el traje delBugs II, como en la primera vez que se conocieron, alargó y dió media vuelta a una silla y se sentó en ésta dejando caer su mentón sobre el respaldo. -Solo con ponerte una máscara ya tendríamos una película de las mías- dijo desganado dirigiéndose a Diarmuid Campbell, Un loco suelto en Marte, o así pensó que se llamaría la película en caso de que tuvieran los medios necesarios para filmarla y que los capitanes les dejaran.

▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄

I-I can... f-for my friends



Nisshoku Yurei

Organismo Mosaico : Phyllobates Terribilis
Edad del PJ : 19
Mensajes : 52
Terra-Points : 521
Nacionalidad : Japonés

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Mar Jul 21, 2015 4:21 am

-ah… tu…- dije mientras dejo el hacha recargada en la pared más cercana, así pues también una bandeja de carne cruda, la cual estaba siendo marinada; pongo esto en la mesa más cercana y miro al chico –pensaba que los niños buenos dormían temprano…- digo en tono de broma mientras tomo el pedazo de carne con mis dedos, lo presiono para que no se escape de mi agarre y le propino una gran mordida.

Dejo el pedazo en un plato cercano, mientras tomo la botella y después de lamer mis dedos tomo dos vasos de la alacena, los pongo uno frente al otro y sirvo el alcohol; acto seguido miro fijamente al chico sin decir nada, lo demás se sabría por pura inercia, todo mientras tomo el pedazo de carne marinado y le propino otra mordida.

-vamos…o ¿acaso tienes que pedirle permiso a la tetuda?...- es mi comentario, al momento de tomar el vaso y levantarlo en el aire, sin más me estiro hasta la estufa y la enciendo, el fuego sale y es algo arrebatado, son embargo no pongo nada de carne sino hasta esperar que el chico tome la primera copa como debe hacerse.

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Mensaje por Nisshoku Yurei el Miér Ago 05, 2015 10:59 pm


La monotonía parecía acabar por fin, y con ella, con seguridad también lo haría el aburrimiento de Nisshoku. De nuevo, se había visto envuelto en la locura del irlandés, y se encontraba con éste en aquella inmensa cocina tan desordenada y patas arriba. Todo había sido totalmente fortuito. Para nada el pelirrojo quería volver a encontrarse con aquel llamado Diarmuid Campbell, simplemente le pudo la curiosidad por ver de donde provenían los escandalosos hachazos, pero ya era demasiado tarde como para volver atrás como si nada hubiera pasado. Sobre aquella mesa en la que se habían sentado alrededor estos dos personajes, tendrían lugar hechos de lo más inhóspitos y que solo ellos dos podrían protagonizar...


Uisce beathadh... Agua de la vida

Soundtrack:

Las últimas palabras a modo de "saludo" de Yurei ya habían cesado, así que ahora era el turno de conversación de su compañero irlandés, Diarmuid Campbell, el cual se hallaba sentado justo enfrente suya, semi-desnudo con la parte superior del traje cayendo por su cintura, sirviéndose de lo que tenía más próximo a él. -Y lo hacemos, pero hoy me siento rebelde, por eso estoy aquí, contigo- se pronunció por segunda vez ante las tempranas palabras del irlandés que denotaban que nada había cambiado en él y que seguía siendo aquel joven que decía justo lo que se le venía por la cabeza, a veces de forma apropiada y otras en las que se llevaba un puñetazo de la capitana de la Segunda División, Michelle K. Davis, como recompensa totalmente merecida. Campbell había dejado el hacha que lo acompañaba sobre la pared más cercana y para proseguir con su ruidosa cena había acercado una bandeja y empezado a comer uno de los trozos de carne que reposaban sobre ésta. Aquella comida se veía deliciosa, y mientras que Diarmuid se relamía los dedos, Nisshoku no dejaba de echarle ojitos a esa sabrosa carne que él no había estrenado. Con recelo por si la cena pertenecía exclusivamente al irlandés por el hecho de haber sido él quien la hubiera cogido después de todo el estropicio y desorden que habían provocado él y su locura en forma de hacha, el agente pelirrojo de la U-Nasa alargó un tenedor de la barra de la cocina más cercana y cuidadosamente, pinchó uno de los trozos más pequeños de carne, pero que igualmente seguía siendo de un tamaño más que considerable. En aquel caso las apariencias no engañaban, y la carne estaba increíble.

La cena de los dos jóvenes proseguía. Diarmuid colocó dos vasos de la estantería en la mesa a la vez que alejaba tan solo un poco la bandeja de carne. La mirada de aquel quien servía desvelaba todas sus intenciones, invitaba a Nisshoku a beber whisky junto a él, sentados en la cocina en aquella noche tan atípica y fuera de lo normal en la que un loco había entrado en la cocina a base de hachazos y al cual le siguió otro que tampoco se podía decir que estuviera mejor de la cabeza. Nisshoku nunca antes había probado ese alcohol llamado whisky, y ni tan siquiera había bebido alguna vez, pero el tiempo pasaba y debía de dar una respuesta a la petición del joven más tarde o temprano. Tenía cierto miedo sobre si beber era lo adecuado, el alcohol podría ser una de las cosas que provocarán que Diarmuid fuera así, y para nada quería Sho ni parecérsele un poco. Los segundos transcurrían mientras que seguía dándole pequeños mordisquitos a su carne, aún observando el vaso que se le había servido para él, sin saber que hacer. -No, yo no soy quien tiene que ir escoltado- dijo Yurei ante la insistencia del irlandés, quien se había vuelto a servir de comida y encendido la estufa presumiblemente para cocinar más carne. Finalmente se decidió, aceptó la petición de Campbell y dió un sorbo al vaso de whisky... estaba horrible. No estaba nada acostumbrado al alcohol y aquella bebida sabía demasiado fuerte, y según bajaba por su cuerpo más le ardía la garganta.

Ni corto ni perezoso, Sho estaba decidido a ponerle remedio a esa bebida del diablo y añadirle un saber más dulce, así que se acercó al frigorífico y cogió una enorme botella de chocolate para mezclarlo junto al whisky. La mezcla era explosiva, y seguramente provocaría un fuerte dolor de estómago, pero por el momento el sabor había mejorado y vuelto más dulce, hasta el punto en el que Yurei ni se cortaba para seguir bebiendo. Las llamas de la estufa caldeaban el ambiente y lo dotaban de un mayor sosiego, de un estado mayoritariamente predominada por, en parte los efectos del alcohol, pero también por la calma y la tranquilidad. Nisshoku puso un poco en orden la mesa en la que se encontraban, e incluso acompaño la carne con pan. -Diarmuid... ¿No tienes miedo de morir en Marte?- preguntó tajante el pelirrojo, esperando deducir con cierta claridad como se comportaría su compañero irlandés en las tierras rojizas del cuarto planeta solar ahora reclamado por las cucarachas como su territorio. Mientras que esperaba la respuesta, procedió a ordenar el caos de la cocina. Multitud de cacerolas, cubiertos e incluso los candados de las puertas estaban desperdigados por todo el lugar, y Yurei simplemente colocó de nuevo todos estos trastos en su sitio, después de todo mañana debía de desayunar allí y quería encontrarse con todo ordenado. -¿Morirás... o no?- dijo finalmente Sho, volviendo a su sitio mientras que jugaba con el tenedor como si de una conversación rutinaria se tratara.

▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄

I-I can... f-for my friends



Nisshoku Yurei

Organismo Mosaico : Phyllobates Terribilis
Edad del PJ : 19
Mensajes : 52
Terra-Points : 521
Nacionalidad : Japonés

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Mensaje por Diarmuid Campbell el Jue Ago 20, 2015 2:30 am

Su respuesta me hizo reír, mientras que dejaba mi carne cruda en el plato y camine hasta el lavadero, me limpie rápidamente las manos y me acerque a donde las parrillas, las encendí como pude mientras abría todo el fuego –así se hace desgraciado…- fue mi expresión ante el hecho de ver al chico bueno tomar alcohol.

Tire la carne a las brasas para cocinarla, así se acostumbraba cuando teníamos un poco de tiempo en el centro de estudios, aunque a decir verdad solo fueron tres veces y entonces me estire para tomarle de la cabeza al chico pelirrojo y despeinarle –eso hacen los hombres…ya venía pensando que eras un lamepollas profesional…- dije con una risa mientras tomaba unas pinzas y giraba la carne, una costra de grasa y sangre se formó en la parte cocinada, al girarle el aroma invadió el lugar y el siseo de la carne sonaba intensamente.

Me quede pensando y sin decir nada salí de la cocina, entonces no paso ni un minuto cuando se escucha un jaleo afuera y un guardia gritando, entonces entro con una pistola que robe a un guardia que viene tras de mí, este me ordena dejar el arma y le miro sonriente –amigo…es para cocinar…- dije mientras presione el riel y dos balas salieron de esta para lanzar la pistola con total dejo de falta de cuidado que el chico lo tomo en el aire y lo guardo gritándome que me iba a reportar –si…si…hazlo…acúsame con papacito…- dije mientras regrese con el chico pelirrojo.

Tome las balas y mi arma, esa hacha ya conocida y pongo la primera bala –aunque esto debes hacerlo con munición de escopeta…pero no hay…- dije al momento de usar la cuña para quitarle la tapa a las dos balas, camino hasta la carne y le digo al chico –para atrás Yu…que la carne tendrá sabor excelente…- dije al momento de tirar la pólvora como si fuera pimienta.

El experimento no se hizo esperar, la pólvora hizo que la llama creciera más y esta golpeara el techo, los chispeos sonaban y cuando bajo la flama parecía que había una batalla en la parte superior que esta de la vista de todos, al girarle fue peor el sonido y hacia lo mismo con la otra parte; terminada esta cocción tomo los pedazos aun humeantes, jugosos y con un aroma peculiar en un plato –ahora come…- dije tomando el pedazo de carne humeante con mi mano desnuda y darle la mordida, espere que el chico hiciera lo propio y para ello le miraba.

-todos morimos…aquí o mueres en una calle violado o asesinado por simples cinco dólares, niños que mueren por esa dizque enfermedad, la vejez te mata progresivamente…- conteste mientras masticaba y tomaba mi alcohol –cáncer, enfermedades congénitas, males que te acaban desde dentro…qué diferencia hay de aquí en esta porquería de planeta a la planta de un jou…simplemente una cosa…que al menos deberías de irte con una sonrisa que te dure toda la eternidad…- dije aunque pensaba eso y reía con fuerza –aunque al final si ves un cráneo…es una sonrisa eterna…- reí con más fuerza mientras le mire.

Ante su pregunta mi respuesta fue otra risa –crees que diré…ay si…tengo miedo de morir…- dije emulando a una persona en esa posición me tiraba en la barra, golpeaba la botella que caía sobre la barra y de este se derramaba si liquido –tengo miedo…mi madre se quedara sola…mi padre que no conocí…se quedara solo…mi hermana…mi hermano…mi perro…la puta que conocí en suiza…mi ratón mascota…mi puto ratón mascota….- me golpeaba en la cabeza sollozando y entonces termine riendo –no diré eso…desde que tengo memoria, solo he hecho lo que he querido, he comido lo que he querido, bebido lo que he querido y follado con quien he querido…- dije mirándole y levantaba mi botella –y te aseguro que si muero en Marte…me iré llevándome más de un millón de cucarachas antes de dar mi último aliento…adivina llevo 150 de ellas en esta porquería de mundo…- conteste –¿y tú?...¿tienes miedo de morir?...- dije llevando mis manos a mi boca y emulaba a un capitán pirata, el cual tenía tentáculos en toda la cara de cierta película que vi hace algunos años.

Diarmuid Campbell

Organismo Mosaico : SERPIENTE TAIPAN DEL INTERIOR
Edad del PJ : 27
Mensajes : 47
Terra-Points : 625
Nacionalidad : KISS ME IM IRISH

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Whiskey in the jar (Krešimir Dubravko/Anastasia A. Weishaupt/free)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:19 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.